Ser Terapeuta, despierta la conciencia. Formación de Terapeutas de Bioingeniería Cuántica.

Despierta la consciencia, recupera tu poder de crear.

Uno de los propósitos fundamentales del Instituto de Bioingeniería Cuántica es brindar herramientas para que cualquier persona pueda hacerse responsable de su bienestar total, lo que incluye su salud física, emocional, mental, energética, etc. Con esto se busca devolverles a las personas la autonomía y el poder de dirigir sus vidas y de crear desde el corazón la realidad que cada uno quiera vivir. La Formación de Terapeutas de Bioingeniería Cuántica es una de las formaciones más importantes y básicas en ese sentido, porque enseña los fundamentos del autocuidado, basado en el autoconocimiento
que viene de un desarrollo de la sensibilidad de cada persona con su pulso y su corazón.

Quizás lo más importante de esta formación es su enfoque holístico. En esta formación se hace una reprogramación profunda de todas las áreas de la vida de una persona, desde la salud de su cuerpo físico hasta los niveles más elevados de su ser energético, lo que incluye una revisión de las memorias ancestrales, las geometrías básicas que la configuran, los hábitos de ejercicio físico, la alimentación, la liberación de traumas emocionales recibidos durante el período de crianza o durante la gestación en el útero, etc. Y todo se hace con base en el saber del corazón, que es la inteligencia central desde la que todo el sistema humano es dirigido.

Durante la formación, la persona aprenderá principalmente a sanarse a sí misma, pues en el IBC somos conscientes de que una persona que no tiene un balance en su organismo total, y que no se ha hecho cargo de su propia realidad, no puede pretender ayudar a balancear y armonizar la energía de otras personas. Por eso toda la base de la formación consiste en reconectar con el amor propio y con el poder que reside en nuestro corazón, donde encontramos toda la sabiduría que necesitamos para tomar plena responsabilidad de nuestra vida y dejar de esperar que las soluciones, la salud, la estabilidad, vengan de fuentes externas a nosotros mismos.

Además de esto, se conocerán aspectos básicos del universo que nos permiten adquirir una armonía con sus leyes cósmicas. Se trabajarán aspectos clave de la geometría sagrada, desde la que podemos aprender a ajustar nuestras propias energías internas para que fluyan con la vida que nos rodea; también conoceremos diferentes maneras de trabajar con la energía sutil sanadora que fluye a través de nuestro cuerpo y que se puede canalizar por medio de las manos y, principalmente, mediante la intención. Conoceremos las fuentes básicas de la información y la vida, que son la luz y el sonido, que le dan forma a todo lo que existe. Aprenderemos a desarrollar la consciencia, lo que nos recordará que somos parte de un todo unificado, y que todo lo que vemos es un reflejo de nosotros mismos. Desde ahí podremos reactivar una clara sensación de compasión, que es el deseo de llevar bienestar a cualquier lugar al que vayamos, porque comprendemos que sanar cualquier cosa significa sanarnos a nosotros mismos.

La formación de terapeutas es un conocimiento que está disponible para cualquier persona, con independencia de edad, género o raza, porque en el IBC entendemos que toda la humanidad está unida, y que la sabiduría esencial es universal. Además, porque entendemos que este es un momento de grandes cambios para el planeta Tierra y para todas las especies que lo habitamos, y que solo vamos a poder transitar ese camino de crecimiento juntos, cooperando como especie humana, aprendiendo a cuidar el planeta en el que vivimos y entendiendo que todo está unido con todo lo demás. Además de esto entendemos que los sistemas y autoridades externas que han regido nuestra realidad desde hace siglos están terminando sus ciclos de vida, por lo que cada individuo debe despertar y recuperar las riendas de su propia experiencia, desde el amor, la conexión y la compasión.

En la formación se conocerá el proceso básico de sanación que trabaja la Bioingeniería, que consiste en Regeneración, Desintoxicación y Reprogramación. Estos pasos son necesarios porque, como enseña la sabiduría oriental, no es posible poner una sustancia nueva en un cuenco que ya está lleno. Primero debe vaciarse y limpiarse para recibir otra información. Una persona también debe pasar por el proceso de regenerar aquellos aspectos de su sistema que se han deteriorado por los bloqueos energéticos, para después desintoxicarlos y deshacerse de la información dañina que ha recibido sin ser consciente, y finalmente instalar nuevos programas y patrones que le sirvan a la persona para desarrollar su vida según los deseos verdaderos de su corazón. Es un proceso que nos lleva a reconocer los ruidos que hemos tomado como sonidos propios,
limpiarlos y sacarlos, para después desarrollar la escucha adecuada del pulso y de su ritmo misteriosamente poderoso.

En este momento crucial de nuestra vida individual y planetaria queremos invitar a todas las personas a aprender con nosotros, a desarrollar el máximo potencial del corazón, y a unirnos en un solo latido que impulse los cambios que hemos estado pidiendo
desde hace mucho tiempo. Con esta formación queremos ofrecer también al mundo todo un equipo de nuevos terapeutas que pueden brindar crecimiento a las personas que los rodean y seguir extendiendo estas nuevas posibilidades de crecimiento cuántico a todos
los rincones de la Tierra. Anímate a hacer parte de este cambio en la sintonización de nuestra conciencia, para despertar a las energías más sutiles de nuestro corazón y soltar todo aquello que nos está impidiendo hacer realidad todo lo que hemos soñado en lo más profundo de nosotros, la alegría simple de la existencia. Demos este salto cuántico para dejar atrás todo miedo y abrazar el poder íntimo de nuestra más profunda divinidad.

Articulo publicado por

Sergio Ortiz, Editor IBC 

Abrir chat
Bienvenido a IBC ¿Necesitas ayuda?
Hola
¿En que podemos ayudarte?