Lugares energéticos: relación entre la tierra, agua y el lenguaje de los cuerpos celestes: Astrobioingeniería

Astrobioingeniería es la especialidad que involucra el manejo de la información Cuántica del universo, sus cuerpos y los lugares de poder del planeta, estos lugares energéticos nos invitan a un viaje especial donde lo mágico, lo sobrenatural, lo fantástico y extraterreno se unen.

Muchas veces hemos escuchado hablar de cómo influye la energía de los lugares, las cosas o las situaciones en nuestras vidas y en nuestra salud. Cuando nos sentimos incómodos es porque nuestro cuerpo está fuera de sincronía con el cuerpo del universo, es por eso que es recomendable pasar tiempo cerca del mar o en cualquier sitio natural que pueda ayudarnos a sincronizar nuestros ritmos con los de la naturaleza.

SI consideramos que nuestro cuerpo, nuestra mente, nuestras emociones, nuestra fisiología entera está cambiando a cada momento en función de la hora del día, de los ciclos de la luna, las estaciones, e incluso, las mareas, podemos entender que nuestro cuerpo es parte del universo y en última instancia, todo lo que sucede en el universo afecta a su fisiología. Ejemplo de ello son los ritmos de las mareas que afectan nuestra fisiología porque son el resultado del efecto gravitatorio del sol, la luna, las estrellas, galaxias distantes sobre los océanos del planeta Tierra.

La física moderna nos enseña que todo está compuesto de energía. Esta energía fluye por conductos regulares en un orden originalmente armonioso y equilibrado.

Los puntos de los chakras o vórtices energéticos de la Tierra otorgan un cúmulo de posibilidades para que los humanos se alineen y expandan sus consciencias. Existen columnas de energía que brotan a través de la tierra desde diversos puntos de nuestro planeta y nos aportan muchos beneficios para nuestra mente y organismo. Estos “secretos” han sido descubiertos anteriormente por las culturas y religiones que han franqueado ciertos lugares buscando esa energía.

la Isla Holbox es un punto Geoaxiotonal, se ubica cerca del vértice de unión de las aguas del Golfo de México y el Mar Caribe en el extremo oriental de la Península de Yucatán, la isla es bañada por las aguas del Golfo y en el lado poniente por el mar que entra por boca Conil para formar la Laguna Yalahau, este lugar significó un refugio sagrado para los Mayas, su nombre significa “hoyo negro” en referencia al color oscuro de las aguas que combinan con las playas de arenas blancas y el mar de color turquesa.

Desde tiempos inmemoriales los Mayas han valorado el mar como fuente vital, de riqueza material y espiritual.

En la mayoría de las mitologías del mundo se cree que el agua es el umbral de la vida y que los primeros seres vivos nacieron en el agua.

El agua no solamente es el elemento que engendra al mundo y crea al hombre, sino también le restituye la vida, el uso de agua de mar con fines medicinales es conocido desde tiempos remotos. Ya Hipócrates, padre de la medicina, describió su uso por vía externa en afecciones de la piel, y tratamiento del dolor. Luego, Avicena, Celso y Galeno explicaron las virtudes terapéuticas del mar y lo recomendaron para recuperar la salud perdida.

La ciencia ha demostrado que la vida tiene una procedencia marina, de hecho, el agua de mar tiene una composición química muy parecida al plasma sanguíneo, por eso los expertos coinciden en que es muy beneficiosa para los seres vivos.

Las primeras células, que dieron origen a la vida en nuestro planeta se formaron en agua, y de este origen los seres humanos conservamos nuestro propio mar interno ya que el 70% de la masa corporal está formada por agua. Nuestras células viven en un medio acuático.

Cuando apareció la vida en el mar, la concentración de sales era del 9%, es decir 9 gramos de sales minerales por litro de agua de mar; justamente la misma concentración de sales que actualmente tenemos en nuestro medio interno (9 gramos de sales minerales por litro de sangre) y en el de todos los animales y plantas.

El agua de mar es un nutriente, porque contiene, además de los carbohidratos, grasas y proteínas imprescindibles para la vida, hidrógeno, nitrógeno, oxígeno, magnesio, manganeso, sodio, potasio, calcio, hierro, fósforo, flúor, sílice, cobre y yodo, alrededor de 83 elementos biodisponibles de los 118 elementos de la tabla periódica, más el zooplancton y el fitoplancton que son proteínas puras.

El agua de mar nos aporta beneficios para la salud tanto en contacto con la piel como a nivel interno del organismo. El efecto terapéutico que aporta el agua de mar se basa en 3 ejes principales: 1º. Recarga hidroelectrolítica: Aporte de agua y minerales. 2º. Reequilibrio de la función enzimática: Aporte de vitaminas y nutrientes. 3º. Regeneración celular: Limpia la matriz extracelular, el medio interno donde viven nuestras células.

El agua puede considerarse como fuente de vida, elixir de vida que opera toda curación mágica, rejuvenece, regenera y otorga la inmortalidad, panacea universal de los alquimistas; pero también como poder purificador, ya que la reinversión en dichas aguas originales rememora el contacto con nuestra matriz amniótica y disuelve todo lo residual.

La especialidad de Astrobioingeniería entregada desde el agua nos brinda la posibilidad de trabajar desde líneas axiotonales el mensaje de los astros y hacer el intercambio con la gran energía de la luz del universo, esto además de contribuir a reintegrar de manera precisa todos los filamentos y cuerdas de nuestro ADN para lograr un equilibrio en nuestra alma y también una mayor fluidez electromagnética en nuestra anatomía.

Al conectar de manera directa y eficiente con toda la energía que fluye a nuestro alrededor lo hacemos también con la tierra y el universo infinito conmemorando momento a momento la vibración originaria de la vida caminando al futuro de la existencia vibracional cósmica.

La especialidad de Astrobioingeniería es una invitación a la celebración espiritual de la vida y de la existencia en su plenitud, conscientes de que nuestro corazón reconoce los ritmos de la naturaleza, y las leyes esenciales del equilibrio de la Vida.

Articulo publicado por:

Margarita Ortega González

Profesora de Biología y Ciencias. Docente Internacional Bioingeniería Cuántica

Referencias:

Sandra Fernández: Astros Celestes https://www.youtube.com/watch?v=FRkYed5h0lE

https://bioingenieriacuantica.com/

____________________________________________

Sandra Fernández

Descubridora del PCT Pulso Cuántico Toroidal Base de Bioingeniería Cuántica

Otros Artículos Publicados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies