Seleccionar página

Evolución del ADN y sexualidadEvolución del ADN y sexualidad. Durante las relaciones sexuales se produce además de un intercambio de fluidos, un intercambio de luz (biofotones) e informaciones de diferentes tipos.

Estos intercambios de luz e información hace que el ADN de los seres que se unen despierte, se active y evolucione.

Es una gran parte de la información contenida en la parte muy mal llamada “ADN basura” del ADN la que junto con elementos diversos de la mente y la conciencia, verdaderamente elige a la persona con la que queremos unirnos, porque de alguna forma percibe que esa persona tiene un ADN con una información que nos va ayudar a evolucionar y cumplir nuestra misión.

Esto nos explica muchas cosas, primero que haya la tendencia a querer hacer el amor con seres que sentimos espiritualmente más avanzados (Maestros y Maestras), que nos sintamos atraídos/as por personas que salen de nuestros principios o esquemas ya que nos interesa intensamente la información que hay en su ADN.

Es de sobra conocido el hecho de que antiguamente estuvo muy extendida la práctica de iniciarse en la sexualidad con un Maestro o Maestra o que existieran castas de prostitución sagrada que se dedicaban a ascender a los demás a través del intercambio sexual, y el acompañamiento sexual devoto, la perdida de la virginidad, las orgías etc.

El ADN, es muy probablemente la mayor expresión de la vida como fenómeno evolutivo y sagrado. Además de sus archiconocidas funciones genéticas y geonómicas, busca nuestra evolución y su completo despertar porque creemos firmemente que contiene elementos que almacenan memorias de los acontecimientos esenciales en el devenir de las vidas de los seres que nos han precedido en el linaje y también contiene una memoria de lo que significa ser un ser completo e iluminado.

Una de las cosas que, desde mi perspectiva, explican la necesidad de infidelidad o promiscuidad tanto en humanos, como en algunas especies de primates como por ejemplo el caso de los bonobos, ya sea física o energética, es la entrada en escena de las “intenciones” del ADN de intercambiar información.

La verdad es que no es necesario el intercambio físico ya que solamente a través de la intención y el respeto de unirnos e intercambiar con otra persona hace que en algún lugar del espacio-tiempo ocurra el intercambio y el proceso se complete, esto a veces ocurre en sueños, en las practicas onanistas inspirándose en las imágenes de personas ausente, o en lugares a los cuales nuestra conciencia no llega.

Otra cosa a tener en cuenta es que este tipo de informaciones que existen en el ADN trascienden el tiempo y el espacio, son informaciones ancestrales y galácticas. Por consiguiente, la mente consciente nunca sabe lo que puede estar buscando nuestro ADN en otra persona, así que confía en tu atracción y simplemente dale el permiso de expresarte y Ser.

La represión, social, cultural, religiosa, etc se ha erigido en la forma de castración más importante en los últimos siglos y milenios y por supuesto a limitado nuestra velocidad y capacidad evolutiva espiritual.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This