Seleccionar página

Salud integral y la conexión con la sabiduría interior a través de pulso. Todos nacemos con un propósito y estamos destinados a cumplirlo. Para ello debemos prodigarnos salud y aprender a escuchar el idioma universal del corazón y en ese espacio de silencio permitirnos entrar en contacto con el poder que nos conecta con todas nuestras relaciones, con el cosmos, con la tierra, la humanidad y con nuestra propia esencia.

La maestría de enfocar una parte de nuestra conciencia y estar permanentemente presentes y atentos de nosotros mismos es algo que requiere práctica y constancia.

Podríamos decir que es un estilo de vida que ayuda al cuidado y mantenimiento de nuestra salud en forma integral, esto significa ir más allá del sistema biomédico dado que es un estado de bienestar ideal que solo se logra cuando existe un balance adecuado entre los factores físicos, emocionales, espirituales, biológicos y sociales.

Esto permite la evolución del ser humano en todos los ámbitos de la vida, percibiéndose como un ser que se siente bien, se ve bien, actúa en productividad y se relaciona adecuadamente con los demás, por consiguiente, está sano y feliz gozando de un estado donde existe un equilibrio interior, independiente de lo que esté sucediendo en tu exterior.

El ser humano como tecnología viva pose un corazón que es una de las obras de ingeniería natural más fascinantes del mundo. Este órgano trabaja sin descanso todos los días de nuestra vida y le da a nuestro cuerpo la vitalidad que necesita para mantenerse en funcionamiento.

Desde la antigüedad, los seres humanos le hemos manifestado nuestra admiración por ser representante de las emociones, de los más profundos sentimientos, sede del alma humana y encargado de irrigar vida a todo nuestro cuerpo.

El sistema cardiovascular está compuesto por el corazón y los vasos sanguíneos, es el que hace circular la sangre por el cuerpo para suministrarle oxígeno y nutrientes.

En un corazón sano, las cámaras se contraen y se relajan en una forma coordinada o en “ritmo”. El ritmo sinusal es el ritmo normal y el sistema de conducción que responde automáticamente a los cambios que el cuerpo necesita. 

La frecuencia cardiaca o pulso es un indicador directo del estado del sistema cardiovascular. El pulso de una persona es el número de pulsaciones registradas en una arteria periférica por unidad de tiempo, que se manifiesta como una onda de presión que se mueve a lo largo de los vasos sanguíneos. “En las grandes ramas arteriales, su velocidad es de 7 a 10 m/s y en las arterias pequeñas, de 15 a 35 m/s”.

El origen del latido o pulso del corazón es el Nodo sinoauricular, el “marcapasos del corazón”, es un sistema eléctrico del corazón que controla la velocidad de los latidos.

El nS-A es una pequeña masa de células musculares modificadas, especializadas en la generación y transporte de impulsos eléctricos. Esta localizado en la desembocadura de la vena cava superior en la aurícula derecha. Cada señal de nS-A, causa que las cámaras del corazón se contraigan y se relajen.

El corazón late unas 115.000 veces al día, esto es, una media de 80 veces por minuto o unos 42 millones de veces al año.

A lo largo de una vida promedio, el corazón humano llegará a pulsar más de 3.000 millones de veces.

El pulso se detecta a través del pulso arterial a nivel radial, o a nivel de las arterias temporales en la región supra-auricular bilateral.

El pulso VAS (sigla del inglés “Vascular Autonomic Signal”) Descubierto por Paul Nogier, es una respuesta fisiológica del sistema neurovascular del cuerpo a la información que se pone en su campo de energía. Esta respuesta se puede sentir manualmente como un cambio de impulso en la pared de la arteria radial.

El pulso VAS se utiliza en variadas disciplinas como una herramienta de diagnóstico energético. Nuestro organismo reacciona sutilmente a estímulos de diversa intensidad (fuertes y otros muy sutiles), incluso en planos energéticos no biológicos.

En IBC, trabajamos de forma integral aunando la información de la señal kinésica del Vas y la lectura específica de PCT. o “pulso cuántico toroidal”, descubierto y registrado por Sandra Fernández, el PCT se encuentra dentro del pulso biológico y contiene paquetes de información muy precisa del paciente relacionados con aspectos muy íntimos de él, con vivencias que, de alguna forma, han causado traumas o bloqueos en todo su sistema, así como en su biocampo energético.

Para BIC el pulso es ritmo, es fuerza, atributo audible, es el poder central de nuestra vida que nos conecta con todas nuestras relaciones, con el cosmos, con la tierra, la humanidad y con nuestra propia esencia.

BIC diseño un protocolo sistémico de desintoxicación con el propósito de atender la salud en forma integral, considerando las necesidades generales comunes a toda la población, que por el tiempo, circunstancias sociales, tecnológicas y planetaria en que vivimos nos son comunes y requieren ser atendidas y autogestionadas para estar sanos y en calidad de vida.

Destacamos entre otros, promover una vida activa manteniendo un corazón sano comiendo en forma saludable, controlando el peso y haciendo ejercicio físico. La calidad de vida implica liberarnos de adicciones que merman nuestra salud física y mental: ansiedad, depresión, falta de adaptación al medio ambiente.

Un estilo de vida saludable, vivido en coherencia, nos conecta fácilmente con el sin tiempo y la quietud de la mente. Al conectar con nuestro pulso nos liberamos del tiempo lineal y nos acercamos a un estado de perpetuo momento presente, los efectos del ritmo son multidimensionales, inciden en el cuerpo humano, en su estructura rítmica fundamental y total y en los elementos Tierra, agua, aire y fuego, en el movimiento de los átomos y nuestra salud física, emocional, mental y espiritual.

En el trayecto de la vida tenemos que escoger entre ser autores u observadores de nuestra salud y calidad de vida, cuando aceptas la posición de observador, nada decides, nada controlas, nada diriges; otros cargan con la responsabilidad y otros también tienen el control.

 

Articulo Publicado por:

Margarita Ortega González

Profesora de Biología y Ciencias

Docente internacional Bioingeniería Cuántica


 

Referencias:

LAPORTE, JOSEP (2003): “Una reflexión sobre la salud”. En: Acto de investidura de Josep Laporte como doctor honoris causa por la UOC. (3 de marzo de 2003: Barcelona)

  1. Gregory Thompson, MD – Medicina interna & Martin J. Gabica, MD – Medicina familiar & Rakesh K. Pai, MD, FACC – Cardiología, Electrofisiologia

Sandra Fernández Justo: EL PULSO Descubre la tecnología oculta del corazón Bioingeniería Cuántica 15 sep 2017

Dra. Marcela Guerra http://casafen.cl/taller-de-pulso-vas/

http://www.uoc.edu/dt/20193/index.html

https://www.caracteristicas.co/sistema-circulatorio/#ixzz5NsSzSjFS

https://www.caracteristicas.co/funcionamiento-del-corazon/#ixzz5NsSbjtfN

https://www.caracteristicas.co/corazon/#ixzz5NsS1IT7I

Imágenes: Kateryna Kon/Science Photo Library/Getty Images

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This