Egregors; Los Gran Vigilantes. 

El estudio consciente de los egregors es crucial para nuestro camino espiritual.

Primero, nos lleva a realizar una comprensión más profunda del delicado balance que hay entre nuestra libertad y mantener una posición en el mundo.

Segundo, el estudio profundo de los campos colectivos, los egregors y la forma en que operan estas matrices y cadenas de información nos lleva a girar la mirada hacia al aspecto relacional de la energía y las maneras en que obstaculizan o apoyan nuestro camino evolutivo.

Egregors; Los Gran VigilantesLa tercera razón por la cual su estudio es crucial es porque nos genera una nueva reflexión acerca de la máxima conócete a ti mismo. El autoconocimiento suele ser explorado en el mundo occidental desde el plano personal; mis emociones, mis pensamientos, mi cuerpo, sin detenernos a reflexionar por un momento acerca de si esas emociones y pensamientos pertenecen a uno mismo para comenzar. Y si la conformación de mi ego, es en realidad producto de mi propia psique o de algo más. Y con esto inmediatamente surge la pregunta,

¿Entonces de donde provienen mis emociones y pensamientos?

El tema de los egregors es un tema del que poco o casi nada se habla, pertenece más al mundo del ocultismo o de la magia del caos. Una revisión de la bibliografía arrojó solamente un libro al respecto. Aunque los egregors son mencionados en textos tan antiguos como el Libro de Enoch. La palabra proviene del griego egregoros que significa, vigilante.

Hay tres definiciones de lo que es un egregors.

Primera definición. Un egregors es una forma de pensamiento de energía colectiva. Todos hemos escuchado la frase “cuando dos o más se reúnan en mi nombre yo estaré presente entre ustedes”. Cuando más de una persona se reúne bajo un sistema de creencias, un objetivo o emociones específicas se comienza a generar un campo compartido.  Todas las creencias, emociones, proyecciones mentales, formas de pensamiento compartidas, lazos, historia de un grupo generan una “cadena mágica” o matrices informáticas que crean un tercer bio campo que incluye y trasciende al grupo que le dio origen. Algo tan natural como un grupo de amigos ya es un campo energético compartido.

Sin embargo, tenemos también energías colectivas muy poderosas en este planeta. El egregors de un país puede estar representado en este plano en cada uniforme, bandera, himno, monumento nacional e historia de glorias pasadas. Egregors históricamente fuera de control pueden ser el nazismo, o el régimen maoísta.

Ejemplos actuales de egregors comerciales fuertes los encontramos en las empresas transnacionales. Parece que hubiera algo ilógicamente anti natural en algunos de estos egregors que nos llevan al consumo de productos y servicios que nos dañan y a veces de manera obvia, directa y universal. Pensemos en la Coca Cola como la invocación ritual de la diabetes en nombre de la frescura, Mac Donald como un homenaje universal a la obesidad o el culto a las tarjetas de crédito y el estatus como la adoración de la deuda.

Hay egregors familiares. Algunas familias que se han dedicado al mismo oficio, o que guardan un emblema, tradiciones e incluso llegan a ser clanes poderosos.

El egregors religioso es especialmente poderoso. El espacio espiritual donde junto con los valores del perdón y el amor han convivido eventos históricos como guerra, la muerte, el abuso y el dolor.

El egregors tecnológico hoy en día está creciendo de manera incontrolable, robando la atención y la energía de sus adeptos de manera adictiva.

Existen egregors en complejos, o lo que podríamos decir familias. El egregors sexual, que ha operado a través de la represión sexual en la mujer junto con la hipersexualización y violación del corazón en el hombre. Este egregors crea violencia e ira, infundiendo su energía a su vez al egregors de la violencia, pero también al egregors de género, el cual infunde su energía al egregors del patriarcado que da a luz al egregors feminista, y luego al anti feminista. Complejos de egregors construidos piramidalmente uno sobre el otro.

No todos los egregors tienen este nivel de fuerza. Un grupo de terapia tiene un campo colectivo, una asociación de padres de familia, una escuela pre escolar, un gimnasio o una escuela de yoga. Estos últimos egregors son parte a su vez de un egregors de la educación, el egregors de la cultura fitness, o quizás el egregors new Age.

Tampoco todos los egregors son malignos algunos pueden ser benéficos o al menos necesarios en algún momento de la vida de una persona. Si no nos dieran algún tipo de beneficio, al menos aparente, los humanos no los tomaríamos. Pensemos en la Cruz Roja y todas las vidas ha salvado, aunque también forma parte del egregors de la medicina con sus beneficios y sus sombras.

Los anteriores ejemplos, sobre todo los de aquellos campos que han creado universalmente dolor y sufrimiento y sin embargo siguen persistiendo, nos llevan a observar que en muchos casos hay algo más operando que un simple campo colectivo. Esto nos lleva a la segunda definición de un egregors.

Segunda definición. Un egregors es una energía colectiva que se separa del grupo que le dio origen y cobra vida propia, quizás a través de la autopoiesis, formando un ente, que toma posesión de los individuos que lo crearon. El ente colectivo genera puntos de anclaje a nivel multidimensional tanto en personas como objetos y espacios.

En sentido estricto esto es un egregors, a diferencia de un campo energético que no ha tomado vida propia al cual podríamos llamarle simplemente “campo colectivo” para diferenciarlo de un egregors propiamente.

Cuando esto sucede el campo desarrolla un astrónomo, un cuerpo. Comienza a tomar anclajes en el plano físico y en la biología misma y en todas sus estructuras. Esto lo vemos muy claramente en una persona por ejemplo en la adicción a una sustancia. El egregors de la sustancia está anclado ya en la biología misma de los individuos que dependen de ella, no solamente se trata de la dimensión bioquímica de la adicción de la persona, sino de los lazos colectivos.

Este es un ejemplo más evidente, pero los egregors toman anclaje sin importar si se trata de un egregors de una sustancia o de otro tipo. Esto puede estar actuando en algo tan sencillo como un cambio de hábitos. Por ejemplo, una persona que decide hacer ejercicio y hay una resistencia. El bio campo puede ya tener una configuración asociada a ciertas lealtades inconscientes. Es por eso que liberarse de un egregors puede tener implicaciones psíquicas muy graves, producir síndrome de abstinencia, proceso de duelo o crisis curativa e incluso la muerte según el grado de implicación del egregors en el individuo y su cadena ancestrológica.

Un egregors requiere alimento, el cual proviene de tres fuentes:

  1. Las proyecciones mentales, sistema de creencias y emociones
  2. La adoración y el ritual
  3. Los mártires y la sangre derramada

Los egregors y los líderes que los representan pueden ser tremendamente seductores, generando un paraíso ilusorio, una promesa, y una defensa moral del egregors. Haciendo un uso absolutista y rígido de la dualidad victima-victimario y de la postura “conmigo o contra mí”, y creando velos de percepción. La clásica fórmula de un egregors suele ser el valerse de las heridas de una persona, ofrecer una salvación, pero a su vez capitalizar sobre el miedo, la ignorancia o la ira y odio hacia otro grupo (aquel que provocó la herida). La triada herida + salvación + veneno (miedo, ira, ignorancia), funciona muchas veces como la plataforma de seducción del egregors y de sus líderes y su forma de reclutamiento de adeptos. Grupos guerrilleros han reclutado y adoctrinado con esta estrategia con resultados muy contundentes.

Aquí es donde el estudio de los egregors nos lleva a detenernos y observar la importancia que tiene el desapego en la construcción de la psique sana y en la protección del individuo contra estas energías cuando están ya interferencia das. Pero no entendido el desapego como la renuncia forzada de un deseo sino como la realización plena de la atención, intención y compasión en un estado de no juicio y en coherencia con el corazón. Cuando observamos el ego de una persona que tenemos enfrente, éste puede ser más bien un conglomerado de energías colectivas, escondiendo el ser verdadero en las capas más profundas, como una perla que no se rinde.

En su componente de adoración, el egregors se alimenta de los ritos, sobre todo aquellos que se generan de manera repetitiva. También se alimentan del amor frenético de adoración como la adoración desde el miedo o la ira. Aquello que puedes amar u odiar sin medida lo alimenta. Llámese gobierno, patriarcado, institución, capitalismo, comunismo, religión, género etc.

Los mártires, sobre todo la sangre derramada de aquellos que murieron por la causa se vuelve el elemento energético que alimenta a los egregoros. Esta sangre, y la cadena mágica que vampiriza la energía nos lleva a preguntarnos a donde se dirige esta energía que es capturada por estos entes.

Y esto nos lleva a la tercera definición de un egregors. 

Tercera definición. Un egregors es un portal, un complejo psíquico colectivo y matriz informática que funciona como receptáculo y vía de acceso para de inteligencias de un orden mayor. 

Los egregors pueden albergar inteligencias de otro orden, así como interferencias de todo tipo. Incluso de un espacio-tiempo diferente al nuestro.

Pensemos en los dioses antiguos del paganismo y la caída de roma. Roma no duró más de 75 años desde que el cristianismo se hizo oficial. El egregors del cristianismo derrotó al egregors de los dioses antiguos que sostenían energéticamente al imperio desde el inicio.

Los egregors, en muchos casos, están profundamente interferencia dos y son las vías de acceso para frecuencias que generan distorsiones en este plano y en el onírico.

Egregors en diferentes culturas 

Existen prácticas mágicas tibetanas donde se realiza intencionalmente la proyección de formas de pensamiento llamados tulkus o tulpas. Esto se hace con la finalidad de transmitir cierta información que puede durar incluso más allá de la vida física del monje que le dio origen. Sin embargo, esta es una práctica avanzada donde el monje requiere tener desarrollada la habilidad de takpo – destrucción para poder disolver, re absorber o re direccionar las energías creadas en grupo cuando éstas se salen de control.

En ocasiones no somos conscientes de nuestras proyecciones y aquellos campos colectivos que alimentamos con ellas. En el chamanismo existe el antiguo arte de la recapitulación. En bio ingeniería cuántica existe la práctica de disolver los fractales tóxicos o re absorber fractales. El estudio de egregors nos ayuda a aumentar la consciencia de la responsabilidad que tenemos sobre nuestras proyecciones mentales.

En occidente los egregoros han sido objeto de estudio de alquimistas y magos como Valentín Tonberg y Dubois. Los cuales describían la necesidad de observar los campos de información sin involucrarse en ellos, y la importancia del retiro y la desconexión con la finalidad de poder tener una perspectiva liberada de estas energías. El término hijo del hombre, alude a aquella alma que en su retiro logra conectarse con todo lo que hay, paradójicamente así liberándose de todo egregors. Convirtiéndose en ese momento en representante de la humanidad, de la esencia de la humanidad. Un terapeuta que puede sanar al colectivo en cada sanación que realiza a un individuo.

La iglesia también conocía el manejo de egregores. Tradicionalmente el egregors se elimina con fuego. Es por eso que los ejércitos antiguamente quemaban todo a su paso. También es la razón por la cual durante en el renacimiento se quemaban a las brujas y los magos en la hoguera a diferencia de los criminales que eran castigados con métodos más económicos. Se sabía desde esa época que la lucha era a nivel astral, una lucha de egregores, manifestada en el plano físico como una lucha de grupos humanos.

Algunos grupos o cultos espirituales tienen campos colectivos más conscientes. Estos grupos mantienen el balance entre la acción y el reposo, la maestría en una disciplina y los puentes e interrelaciones con otras, el balance entre el individuo y el colectivo y la dependencia del terapeuta o maestros y la independencia del terapeuta y maestros. El campo colectivo fortalece a los individuos, pero el individuo requiere poder sostenerse por sí mismo.

Formas de liberarse de un egregors 

Consejos para terapeutas y puntos a tomar en cuenta para casos de egregores

Lo primero es mantenerse en un estado de calidad frecuencial, muy elevada. Sin importar cual sea el egregors en cuestión, son solo campos informáticos y hay que mirarlos así. Lo pequeño y lo grande es una ilusión. Lo segundo es aprender herramientas de defensa, protección invisibilidad.

  1. Darme cuenta de mis propios egregores condicionamientos proyecciones.

            ¿Que amo o que odio frenéticamente y que esta enganchado a mis necesidades?

            ¿A qué campos estoy enganchado o esta enganchado el paciente?

            ¿Qué es lo que más me concierne en la vida y a que campo me une?

            ¿Las emociones, compulsiones o pensamientos realmente son propios?

  1. Desde la visión del corazón observar el egregors como un campo informático.

            –  Todos puntos de anclaje del egregors y anotarlos

            – Observar el astrónomo, el cuerpo del egregors y cómo opera

            – Las estrategias que usa de reclutamiento, ¿sobre qué herida se monta? ¿Qué salvación promete? ¿Sobre qué emoción humana capitaliza? ¿Que da y que pide a cambio?

            – Rituales de adoración inconscientes, repetición de acciones

            – Cuales son el sistema de creencias usados, y ¿qué es lo que esas creencias no alcanzan a ver?

            – Observa la fuga de energía y por donde vampiriza

Con herramientas de defensa y de bio ingeniería

  1. Rastrea y retira interferencias, cierra portales y coloca escudos.
  2. Desancla todos los puntos en los tres planos y la epigenética. Se pueden usar herramientas de defensa o la figura del tetraedro – fuego.
  3. Leer y tratar puntos de anclaje en las 12 estructuras, no olvidar el onírico.
  4. Re programa la narrativa de origen, el espacio – tiempo donde tuvo el primer anclaje.
  5. Colocar escudos cuánticos en cada punto de anclaje y hacer uso de planos formativos y alertas.
  6. Hacer uso de aliados, o de otros campos más benéficos.
  7. Formular para generar coherencia con los campos a los que accedemos. 

Acciones personales

  1. Quemar objetos físicos asociados. Esta es clásica. Es necesario que sea por fuego. No es tirar el objeto es quemarlo, se transmuta así el lazo. Cuando se eliminan los anclajes con fuego se destruye el egregors en el astral.
  2. Eliminar o limitar exposición a los medios informáticos de ese egregors; personas, reuniones, medios audiovisuales, comunicación etc.
  3. Eliminar rituales de repetición y patrones que alimentan el egregors.
  4. Manejar proceso de duelo y proceso de abstinencia si es necesario. Manejarlo como un momento de interface.

Esto incluye:

            – Saber cerrar ciclos, la maestría curso diplomado, relación etc. Retirar cordones.

            – Luz de la consciencia. Sobre todo, si es intergeneracional el paciente puede sentir traición y    culpa con los compatriotas mártires o ancestros. Iluminar eso. El egregors se resiste. Haya       muerto quien haya muerto si es momento de trascenderlo hay que hacerlo. Iluminar esto        agradeciendo el paso evolutivo y quizás lo que nos pudo haber dado en el pasado.

            – Mirar hacia adelante, hacia lo que se quiere construir, y en máxima calidad frecuencial. Hacer             buen uso de protocolo sistémico.

  1. Si es necesario, unirse a otro campo colectivo y sustituir el estímulo de la necesidad del primero. Esto en casos es para no sentir ese desgarre de creencias y energético, hay que unirse a otro campo colectivo de manera transicional. Aunque sea para cobijarse. Entender el proceso, esto no es para generar un nuevo apego. Un egregors puede hacer batalla al anterior.
  2. Controlar la narrativa y crear una nueva narrativa, un nuevo lenguaje. Escuchar creer y actuar sobre esta nueva narrativa por ejemplo leer libros diferentes, los que antes eran prohibidos por el grupo anterior o realiza los actos que antes no realizabas. Tratar los sistemas de creencias.

Consejos de vida para mantenerse desapegado de egregores

  1. Realiza la práctica de disolver proyecciones, re absorberlas o re direccionarlas.
  2. Cambiar lo que te concierne en la vida. Donde esta tu amor esta tu energía, cambia la forma que toman tus necesidades en la vida y cambiará donde está puesto tu amor.
  3. Desacralizar la solemnidad y verdad absoluta de los grupos.
  4. Doctrina del refugio Budhista. Confiar en los recursos y herramientas propias.

Atiende la famosa frase “Si te encuentras al Buda en el camino, mátalo”.

  1. Momentos de retiro. Los antiguos santos se retraían se volvían representantes de la humanidad.
  2. Eliminar todo concepto de bueno y malo. Solo hay consecuencias y coherencias o incoherencias.
  3. Seguir los consejos herméticos.

            – No te distraigas! Cada pensamiento y acción como una oración. No actuar en piloto      automático.  Entender que los egregors son los grandes vigilantes no es un asunto trivial.

            – Define las formas que quieres en tu consciencia los símbolos, tatuajes, símbolos de asociación             etc.

            – Hacer ejercicio y anclarse en el cuerpo evitara engancharse y sustituir carencias con tentáculos             de egregores. Los egregores son insidiosos, se incrustan y pasan desapercibidos.

Consejos para unirse a un grupo y acceder en coherencia a un campo

  1. Intención de asociación. ¿Hasta dónde voy a pertenecer o me voy a aliar a un grupo y para qué? No seguir el impulso gregario frenéticamente. ¿Cuál es la promesa que te ofrece vs la realidad?
  2. Usa tu intuición y escúchala.
  3. Finalmente, accede a los campos colectivos desde la coherencia y la compasión, pidiendo permiso.

Hay campos coherentes y tienes aliados que te pueden fortalecer. Necesitamos a los demás, necesitamos relacionarnos desde el espacio del corazón y crear comunidad y fuerza en coherencia. Nuestra evolución depende de ello.

¨Elegir tu camino y ser maestro de tu realidad no peón en la realidad del otro, entonces si, al final del tiempo cuando seas presentado ante el padre y la noche y te pregunten ¿Tu quién eres? Responderás “yo soy libertad”.

            – Dubois, alquimista.

Articulo publicado por:

Daniel Santos Burgoa Editor IBC

____________________________________________

Sandra Fernández

Descubridora del PCT Pulso Cuántico Toroidal Base de Bioingeniería Cuántica

Otros Artículos Publicados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies