Multidimensionalidad y Bioingeniería Cuántica. Conocer el funcionamiento de nuestras estructuras y sistemas no solo fisiológicos sino sutiles es un arte, cuando tenemos conocimiento y manejo de la construcción de nuestra arquitectura humana dominamos nuestra energía vital –qui, chi, prana, plasma radiónico y por tanto somos capaces de su alquimización.

El cuerpo humano contiene además de estructuras bioquímicas las entéricas sutiles que como bien se sabe ya en diferentes tradiciones filosóficas -hoy develadas por la ciencia- comandan también funciones físicas. Los chacras[1], los meridianos, los dan tiens, el ADN y el ARN mitocondrial, las líneas axiatonales se relacionan con glándulas, sistemas de eliminación, órganos, viseras, entre otros. Además, estos trasportan los vientos internos que pueden ser dirigidos al momento de trascender[2].

 

Esos tesoros llevar información genética y su lenguaje es la fotónica, fungen como mecanismos de comunicación fractal por los cuales el universo se recrea constantemente. Sin embargo, este flujo del universo es afectado acorde a las fluctuaciones energéticas de la calidad frecuencial en cada individuo –la manera en la que vibra- mermando su proyección y autoevolución e impidiendo que este emita su mensaje original.

En términos prácticos, estos bloqueos suelen desalinear la energía y encuentran acomodarse por caminos diversos en los cuerpos astrales causando no solo desconexión y desfractalización sino arraigando hábitos nocivos para la salud, facilitando accidentes, pérdidas económicas, geopatias, duelos, etc.

Muchas veces, estas interferencias se presentan también en forma de “caos, vacío existencial y degeneración constante “[3] y requieren una atención y alineación para volver al cauce natural como el amor, el gozo, la expansión y la reconexión a la vibración de la fuente original.

Si a mayor calidad frecuencial disfrutamos mejor salud, interconectividad y capacidad de difusión a todos los niveles entonces es ideal mantener nuestras estructuras operantes en la tercera dimensión, así como fluyentes en las restantes dimensiones.

Entendamos aquí a la multidimensionalidad primero como el manejo de estados de coincidencia superiores que expanden e interconectan nuestra percepción de lo aparentemente real. Y segundo, como el vehículo para amalgamar nuestro propósito álmico al de la Tierra al cual pertenecemos pues de hecho nuestra naturaleza multidimensional es consecuencia del cambio y transformación planetaria. 

La multidimensionalidad es la emanación de la propia conciencia la cual se presenta a cada individuo de acuerdo a sus inclinaciones y preferencias con diversas densidades, materia o patrones vibratorios de geometría, luz, sonido y niveles, sean el número que sean por ahora no entraremos en ese debate del hiperespacio y multiversalidad. [4] “La multidimensionalidad es nuestra evolución”.[5]

Para vivir nuestro ser multidimensional requerimos no solo vibrar sino tener calidad en ese latir, elevarlo a la más alta onda posible. Así la bioingeniería cuántica por una parte es una herramienta evolutiva práctica que permite lograrlo y conjuntamente alinear estructuras para recuperar la energía de las partes de nuestra alma desperdigadas que nos impiden funcionar amplificadamente a distintos niveles de la conciencia.

Y por la otra parte, hace un escaneo y Check-Up energético ordenándonos con la propia coherencia vibratoria. Por tanto, atender nuestra salud a niveles puramente físicos ya no debería ser motivo de cuestionamiento.

Una vez que mantenemos la maquinaria funcionando podemos ser capaces de movernos focalizadamente en espectros del microcosmos al macrocosmos y mantener una comunicación fractal desplegada en esta interrelación. Se dice que “lo que es arriba es abajo”[6] y cuando esta rotación se da de manera consiente apelando a nuestro cuántico perfecto -ese autofractal de la máxima vibración- y con entendimiento del espacio infinito como unidad entonces nos abrimos al conocimiento del Universo siendo capaces de recibir en sincronía desde la totalidad cósmica infinita.

El bioingeniero es el receptor de paquetes cuánticos informáticos a través del PCT[7], el corazón le permiten bajar la medicina o el remedio cuántico a aplicar, incluso recibe y lee registros del Akasha[8], se trasportarse en líneas axiatonales para conectar al paciente y alinearlo energéticamente -en el no tiempo y el no espacio cuántico- para regenerar, desintoxicar o reprogramar su información quizá en algún lugar y espacio cósmico que requiera su evolucionar en momentos determinados –Astro bioingeniería.

En conclusión, una vez que se es consiente de cómo nos conformamos a niveles físicos, energético, sutiles y que tenemos un entendimiento de nosotros como parte de la totalidad del espacio infinito y con ello del potencial ilimitado que poseemos, entonces somos capaces de mutar e integrar nuestro aspectos dimensionales modificando la realidad desde nuestro observador consiente para expandir nuestra luz y ulteriormente participar desde la concreción o máxima resonancia hacia el bien de los seres sintientes.

Articulo Publicado por:

Ana Yansi Tapia ContrerasBio Ingeniera Cuántica.

 

[1] Ver entre otros estudios de Del Rio S.,  Esther.,“Por Las Venas Corre Luz”, 2006.

[2] Ver Sogyal Rimpoche.,  “Libro Tibetano De La Vida Y De La Muerte” desde 1992. 

[3] Fernández, Sandra,. Especialidad en “Defensa Bioenergética”, Teotihuacán, Mex. 2019.

[4] Nima Arkani-Hamed, Is Nature Unnatural?, QUAntamagacine, online., 2013.

[5] Fernández, Sandra. Especialidad “Aqua Astro bioingeniería”, Holbox, Mex. 2019. 

[6] Ver el El Kybalión: tres iniciados. Un estudio sobre la filosofía hermética del antiguo Egipto y Grecia., desde 1908.

[7] Pulso Cuántico Toroidal, base de la Bioingeniería Cuántica descubierto por Fernández Sandra.

[8] Hess Andrrea Akashic records: I asked for…What?, Soul Realignment, online.

_____________________________________

[1] Ver el El Kybalión: tres iniciados. Un estudio sobre la filosofía hermética del antiguo Egipto y Grecia., desde 1908.

[1] Pulso Cuántico Toroidal, base de la Bioingeniería Cuántica descubierto por Fernández Sandra.

[1] Hess Andrrea Akashic records: I asked for…What?, Soul Realignment, online.

____________________________________________

Sandra Fernández

Descubridora del PCT Pulso Cuántico Toroidal Base de Bioingeniería Cuántica

Otros Artículos Publicados

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies