Seleccionar página

La palabra, lo que hay más allá del sonido

La palabra, lo que hay más allá del sonido. La palabra es lo que nos ha diferenciado al ser humano del resto de seres vivos desde la antigüedad, al menos tal y como la conocemos nosotros, porque sí existen otros sistemas de lenguaje como el que sostienen los delfines, por ejemplo.

El origen del significado de palabra proviene del latín verbum; verbo, voz o habla. Y la raíz etimológica procede del griego parabolé; comparación, símil, frase, refrán o sentencia. Aquí, nos encontramos con dos acepciones para la palabra, una enfocada al hecho sonoro y vibracional y la otra, más relacionada con el significado y su intención. El verbo hace referencia a la acción y al estado, mientras que la palabra (parábola) está más ligada a la moral y al propósito, al compromiso que estamos dispuestos a mantener.

La palabra es algo más que vibración y sonido, contiene tus deseos, tus propósitos, tu mundo interior, tu esencia. ¿Desde dónde decides conectar a través de tus palabras? ¿Desde la sinceridad? ¿Desde tu corazón? Es muy importante, para la creación de tu realidad y para sostener tu propio universo, que tus palabras estén en coherencia con tus pensamientos y tus emociones, pues una disonancia entre ellos hace que se creen incongruencias en tu biocampo y que las ondas que emites, toda tu vibración, resuene de una forma desajustada e incoherente. A partir de aquí, pierdes fuerza en tu biocampo y se empiezan a crear fugas de energía que te impiden alcanzar todo aquello que deseas.

Nuestra palabra nos valoriza, nos engrandece y nos da poder si hacemos un buen uso de ella y la cumplimos. Todo aquello que digamos y no cumplamos, nos quitará valor, fuerza y poder, y no sólo lo que exterioricemos, pues los pensamientos también generan una vibración y son palabras no dichas en voz alta.

Impecabilidad, transparencia y concordancia en nuestros pensamientos y palabras es lo que debemos aunar.

¿De qué forma influye la vibración de los pensamientos en nuestro cuerpo? A un nivel físico, los pensamientos emiten impulsos electroquímicos a nuestras células haciendo que cambie la información de nuestra agua y que ésta, a su vez, transforme su estructura física y lo que refleja hacia el mundo exterior, de tal forma que lo que proyectamos hacia fuera, dará lugar al reflejo de todo lo que hemos pensado y vibrado. Todo es un reflejo de nuestro mundo interior y nuestra palabra nos sirve para cambiar todo aquello que no nos gusta de nuestro universo. Como decía Goebbels: Una mentira repetida mil veces se transforma en una verdad. Y es así. Nuestra palabra posee un poder que es desconocido para muchos y no sabemos la capacidad que tiene de transformar las cosas.

Podemos utilizar la palabra como un medio de sanación, ya que sus propiedades curativas son extraordinarias. Las afirmaciones expresadas en voz alta poseen un gran poder, tales como; yo soy capaz, yo soy un dios, yo soy extraordinario, yo soy especial, yo me amo tal como soy, yo soy hermoso… Este es un ejercicio muy recomendable para aquellas personas que tienen una baja autoestima. Otra forma de aumentar tu valor, es decir en voz alta todo aquello que determinas hacer y expresarlo como una elección consciente, por ejemplo: elijo ir a comprar el pan, elijo ducharme, elijo comer un trozo de pastel… Cualquier cosa que normalmente haces de forma automática, se vuelve una acción consciente y de elección propia, lo que hace que el valor de tu palabra y su fuerza aumenten en poco tiempo, porque todo lo que vas diciendo, lo vas cumpliendo al momento y eso crea mucho poder y coherencia en ti, incrementando tu valor.

En Bioingeniería Cuántica el sonido es una de las tres herramientas fundamentales que se utilizan en toda formulación de tratamiento que recibe el paciente. También, forma parte esencial de la fase de reprogramación del paciente donde se realiza todo un procedimiento con sónica virtual aplicando diversos sonidos y lenguajes: escala, frecuencias, instrumentos, solfeggio, nombre y apellidos, decretos, lenguas sagradas: egipcio, sánscrito, tibetano, chino y hebreo.., según las necesidades del pulso del paciente.

Desde Bioingeniería Cuántica te invitamos a que seas más consciente de ti, de tus palabras, de tus pensamientos, de tus capacidades y a que, por medio de tu vibración y sonido coherente, transformes todo aquello que quieres en una realidad.

Eva Caballero

Bioingeniería Oficial

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This