Geometría Sagrada, el lenguaje de nuestra alma

Geometría Sagrada, el lenguaje de nuestra alma. La geometría sagrada es todo lo que existe. Nosotros somos geometría sagrada.

Son arquetipos prehumanos y posthumanos, es decir, han existido antes de que nosotros viéramos la luz y seguirán existiendo cuando nosotros nos hayamos extinguido.

Son arquetipos de orden que están por encima de las palabras, pensamientos y que conocen nuestra estructura, jerarquía y orden natural.

La geometría sagrada está íntimamente relacionada con la energía y la frecuencia. Si somos conscientes de que somos geometría sagrada, de nuestra energía y de nuestra frecuencia, nos adentraremos en el camino directo hacia la realización de la vida que queremos, de vivir nuestro sueño en la Tierra y de entrar en la coherencia de nuestro ser.

Podemos usar la geometría sagrada a través de la meditación y la contemplación para equilibrar y armonizar nuestro cuerpo.

Es un lenguaje que reconoce nuestro insconsciente, es el lenguaje del Universo, el lenguaje del alma.

Cuando nos comunicamos al hablar, esta comunicación nunca es 100% pura porque siempre estará filtrada por el hablante, y estas palabras serán el resultado y contendrán la energía de las vivencias, experiencias, patrones y creencias que esta persona tenga. Las palabras, más allá de su significado literal, van cargadas de la emoción, pensamientos y orden frecuencial de la persona que las está diciendo, contienen su energía. Y es que sólo vemos un 10% de los que somos y de lo que hacemos, el 90% restante es toda la energía que emitimos y nos rodea formando nuestro biocampo. En este sentido, también va a jugar un papel importante el receptor del mensaje, quien filtrará la recepción del contenido desde el momento en que penetre en su biocampo, dándole una forma que se adapte a sus vivencias, patrones, creencias y orden y estabilidad de su frecuencia.

Sin embargo, la geometría sagrada es un lenguaje que nuestro inconsciente entiende a la perfección y que nuestra mente no puede sabotear o influenciar. Este lenguaje penetra a un nivel muy profundo y resuena con nuestro ADN, nuestro subconsciente y nuestra alma.

La geometría sagrada conecta con nuestra alma y nuestro ritmo natural, permitiéndonos exteriorizar nuestros dones y el verdadero anhelo de nuestro ser divino. Recrea la vida y el espíritu dándole forma a todo lo que existe.

Los movimientos de los astros y de los planetas también son geométricos y dibujan mientras se mueven en su perfección y sincronicidad una asombrosa y espectacular estructura de ADN.

En Bioingeniería Cuántica entendemos la geometría como herramienta esencial de coherencia y orden y hacemos uso de la geometría sutil en todos los tratamientos, como una parte esencial de los mismos. También nos servimos de superestructuras e hiperestructuras geométricas cuando el paciente lo requiera, especialmente en la fase de reprogramación. El pulso biológico siempre nos va a conectar con la geometría sutil específica que el paciente necesita para cada tratamiento concreto. Aunque también hay geometrías sutiles que ponen orden y resuelven de forma específica diferentes aspectos del cuerpo físico y energético; como el cubo de Metratón para alinear la consulta, el Merkabah para regenerar el tubo toro o la Vésica Piscis para tratar las relaciones.

Desde Bioingeniería Cuántica os invitamos a que practiquéis la meditación consciente a través de las geometrías, conectados con vuestro corazón a través de vuestro pulso biológico. Os sorprenderá la conexión y el reconocimiento de las geometrías por parte de vuestro ser.

Eva Caballero

Bioingeniería Oficial

 

Abrir chat
Bienvenido a IBC ¿Necesitas ayuda?
Hola
¿En que podemos ayudarte?