Fuego, el elemento de la creación

El fuego es el elemento de la creación, es el gran transformador y elemento sagrado por excelencia al que los demás elementos; tierra, agua y aire obedecen.

Elemento primigenio del que surgen todos los demás, del que surge todo lo que conocemos en nuestro planeta y demás planetas de nuestro Sistema Solar. El fuego es la fuente de luz de nuestro Sistema Solar y mantiene todos los planetas en un perfecto equilibrio a través de su fuerza y poder de polarización de todas las fuerzas opuestas.

El fuego va de la mano de la luz, luz y fuego están íntimamente relacionados porque donde hay luz, hay fuego.

Es un elemento activo que da origen a todo lo que existe en la naturaleza, es el padre de los elementos porque todo lo que hay en la naturaleza le obedece, es el gran transformador, depurador y purificador. Nosotros, los animales, las plantas, los árboles, el aire, el agua, las montañas, absolutamente todo nace del fuego por lo que estamos hechos de la energía del Sol, somos seres de luz.

El fuego es la expresión física de la energía del Universo aquí en la Tierra y es el elemento que nos conecta con el mundo espiritual, la gran conciencia y el cosmos.  En los mundos sutiles el fuego es la materia del Universo y a su vez está gobernada por la energía universal.

La conciencia actúa sobre la energía y la energía sobre la materia, siempre en este orden jerárquico.

Nosotros, los seres humanos tenemos un fuego central que arde y late continuamente. Este fuego representa nuestra fuerza interior donde descansa nuestra alma.

En Bioingeniería Cuántica actuamos y restablecemos el orden de los cuatro elementos físicos y del quinto elemento esencia éter en un protocolo especial de Regeneración del paciente ayudándole a reconectar con su fuego interior y activando los tres soles que encontramos en el ser humano, el sol superior (sol del intelecto, mente pensante), sol central (situado en el cuarto chacra, el chacra del poder personal) y el sol bajo (situado en el segundo chacra, donde se crea y genera toda la energía sexual y de creación). Entendemos que el elemento fuego es indispensable y de suma importancia para el equilibrio tanto físico, como emocional y energético de todos los seres humanos por tratarse del elemento que nos lleva a la Iluminación y a la total conexión con la Conciencia siempre a través de nuestro pulso biológico y nuestro corazón.

Os invitamos a realizar una meditación de conexión con el elemento fuego que os ayudará a conectar con vuestro fuego interior. Cerrando los ojos y con el pulso tomado, imaginamos una llama de fuego (podemos encender una vela si nos cuesta visualizarla al principio) y vamos respirando y sintiendo cómo se va iluminando nuestro interior, cómo se van encendiendo nuestros tres soles a la vez que percibimos la frecuencia y latido de nuestro corazón.  Permanecer en este estado meditativo durante diez minutos. Es increíblemente purificador.

 

Eva Caballero

Bioingeniería Oficial

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This