El pulso biológico o VAS aplicado a la Bioingeniería Cuántica

El pulso biológico o Vas aplicado a la Bioingeniería Cuántica. El pulso VAS es una herramienta que utilizamos en Bioingeniería Cuántica, para conectar con nuestros corazones, y con los corazones de nuestros pacientes. Las siglas proceden del inglés, “Vascular Anatomic Signal”, siendo una respuesta fisiológica del sistema neurovascular de nuestro cuerpo, a la información que se sitúa en nuestro campo de energía. Normalmente, la respuesta que nos da el pulso VAS, la podemos sentir como un cambio de ritmo o de mayor presión del impulso. Y es que el corazón nos habla a través de él. Nuestro pulso es la manera más efectiva que tenemos de comunicarnos directamente con nuestro corazón.

El pulso Vas fue descubierto por el doctor Paul Nogier quien lo describió como respuesta autonómica de nuestro organismo. Es una herramienta de diagnóstico energético muy utilizada en diferentes disciplinas terapéuticas.

En Bioingeniería Cuántica, atendemos a los cambios sutiles que se producen en el pulso y realizamos una lectura siguiendo nuestro protocolo terapéutico de las doce estructuras básicas: glándulas, órganos, sistemas, biológico, bioquímico, emocional, fluídos, energético, cuántico, sutil, espiritual e inconsciente. Siempre será el pulso el que nos indique si un paciente quiere recibir un tratamiento o no, el pulso nos tiene que dar su permiso. Mediante un sistema de respuesta binaria (Sí/No) nos irá ayudando a elegir la terapia adecuada y necesaria para cada paciente.

Otro aspecto importante del pulso VAS, es que nos ayuda a conectar con el PCT o “pulso cuántico toroidal”. El pulso toroidal, descubierto y registrado por Sandra Fernández, se encuentra dentro del pulso biológico y contiene paquetes de información muy precisa del paciente relacionados con aspectos muy íntimos de él, con vivencias que, de alguna manera, han causado traumas o bloqueos en todo su sistema, así como en su biocampo energético. De esta forma, trabajamos de forma integral aunando la información de la señal kinésica del Vas y la lectura específica de PCT.

Desde Bioingeniería cuántica, recomendamos la conexión y escucha de nuestro pulso diariamente, a ser posible, en el momento de despertar, para que lo primero que hagamos al comenzar el día sea escuchar a nuestro corazón y así proyectarnos de una forma coherente a lo largo del día, y antes de acostarnos, para reafirmar nuestra coherencia del día y proyectarla durante el proceso de descanso y del plano onírico.

 Eva Caballero

Bioingeniería Oficial

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This