El maestro corazón

El maestro corazón es un órgano que tiene una comunicación directa y fluida con el cerebro y que, tradicionalmente, se ha estudiado en un segundo plano respecto a éste. Recientemente, se ha descubierto que el corazón posee un entramado neuronal complejo de más de 40000 neuronas, además de una red de neurotransmisores, proteínas y células de apoyo. La relación existente entre ambos órganos es muy activa, siendo el corazón el principal comunicador mediante cuatro formas principales:

  • Neurológicamente , mediante la transmisión de impulsos nerviosos. El corazón envía mucha más información al cerebro de la que recibe, es el único órgano que tiene esta propiedad.
  • Bioquímicamente, a través de neurotransmisores y hormonas. El corazón produce la hormona AFN , responsable de la homeostasis, equilibro natural de cuerpo. Esta hormona regula la producción de la hormona del estrés y la liberación de oxitocina, conocida como la hormona del amor.
  • Biofísicamente, mediante ondas de presión. A través de los cambios de ritmo y frecuencia cardíaca, el corazón se comunica con el cerebro y el resto del cuerpo.
  • Enérgicamente, a través de interacciones del campo electromagnético. Se ha demostrado que el campo electromagnético del corazón es 5000 veces mayor al del cerebro, además de ser el de mayor tamaño de todo el cuerpo. En momentos de tensión y emociones negativas, como en estado de miedo, por ejemplo, este campo se vuelve caótico y débil.

 

Los mensajes que el corazón envía al cerebro pueden afectar y modificar su actividad y rendimiento, llegando a incidir de manera significativa en nuestra manera de percibir el mundo que nos rodea y cómo nos relacionamos y reaccionamos ante él.

El corazón se comporta como si tuviera una mente propia, actúa de forma independiente a las señales del cerebro y es él quien activa e inhibe determinadas zonas del cerebro.

Hoy en día, se sabe que el corazón experimenta, recuerda y procesa de forma totalmente independiente a la del cerebro, toma decisiones y pasa a la acción sin juicios ni procesos.

En Bioingeniería Cuántica, la comunicación del nodo sinoauricular entre corazón y cerebro debe ser óptima y forma parte del protocolo de actuación, siempre preguntamos al pulso biológico si se necesita restablecer la conexión antes de proceder al tratamiento terapéutico dentro de cada una de las fases de regeneración, desintoxicación y reprogramación.

Nuestro corazón nos habla, sólo debemos saber escucharle y ser coherentes en nuestras acciones y decisiones, sin olvidar que su capacidad de reacción es mucho mayor a la del cerebro, mientras el cerebro está atrapado en una historia anterior, el corazón ya ha tomado sus propias decisiones y se dirige hacia su propio destino. Equilibrar ambas fuerzas es estar en sintonía con nuestra coherencia, nuestra misión de vida y el conocimiento más profundo de nuestro ser. A través del corazón no sólo aprendemos, sino que conectamos de una forma pura y divina con toda forma de existencia, incluyendo la nuestra, pues no hay nada más hermoso en este universo que ver a través de los ojos del corazón.

Dejémonos guiar y sentir, permitámonos escuchar nuestro ritmo interior, la verdadera voz de nuestra alma.

Eva Caballero

Bioingeniería Cuántica Oficial

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This