Seleccionar página

El aire, elemento de la libertad y la comunicación

El aire, elemento de la libertad y la comunicación. El aire es el último de los 4  elementos que se formaron  en nuestro planeta. Primero fue el fuego, luego el agua, la tierra y el último fue el aire.

Es el elemento invisible, el elemento del cambio, del pensamiento, de las voces, del sonido. El aire ayuda a la transmisión de mensajes haciendo posible la comunicación.  También es el elemento que nos abre paso a  la vida  cuando por primera vez respiramos expandiendo nuestros pulmones. Mediante el aire tomamos contacto con la vida y es  nuestra primera experiencia en la Tierra.

El aire nos ayuda a conectar con nuestro yo superior, por medio de la atención en las respiraciones logramos el reconocimiento de las células y órganos de nuestro cuerpo. Además, nos hace sentir vivos y nos permite conectar con nuestro corazón, amplificando la magnitud de sus latidos de una forma consciente. Es un elemento vital que nos ayuda en todas las funciones de nuestro ser, y sin él la vida humana no sería posible.

Es el elemento relacionado con el olfato, el que nos transporta al pasado, al futuro y a lo desconocido a través de los olores y fragancias. Es un indicador del estado de la energía de un lugar; cuando el aire es denso, la energía es densa, mientras que cuando el aire es ligero, la energía también lo es.

El aire es un elemento de fuerza ascendente y masculino, está relacionado con el pensamiento, con la libertad, el movimiento y el cambio.  A través del aire nos movemos, nos sentimos libres, ligeros y parte cambiante del ciclo de la vida. Es un elemento que nos ayuda a entender la importancia de todo lo que no vemos y resulta necesario para la vida. Gracias a él alimentamos nuestras células, haciendo posible la vida y el pensamiento.

El aire es la libertad en su máxima expresión, la fuerza magnificente de la necesidad de renovación, de transformación, de evolución, de elevación de conciencia. Nos acerca al estado de divinidad, a la claridad y la conexión espiritual.

En Bioingeniería Cuántica trabajamos un protocolo específico para restablecer el orden de los elementos  en los pacientes, siendo el aire uno de los elementos importantes para el equilibrio del ser y salud vital de todas las células del organismo. La mente necesita cambio de aires, renovación y limpieza. Es por ello que es de suma importancia realizar diariamente respiraciones completas y profundas a fin de eliminar residuos de aire denso de los pulmones y nutrir las células de aire puro y vida.

El aire es un alimento fundamental para nuestro ser y desde Bioingeniería Cuántica proponemos unos ejercicios de respiración consciente desde el corazón durante diez minutos al día. La mejor forma para realizar este ejercicio es al aire libre, en un lugar que esté libre de contaminación. Espirar todo el aire de los pulmones lentamente hasta tener la sensación de vacío, retener la respiración durante 5 segundos e inspirar lentamente permitiendo que el aire penetre de forma suave haciendo que sintamos cómo nuestro pecho se va expandiendo y nuestro corazón comienza a latir con fuerza. Es el momento de centrarnos en nuestros latidos fuertes y constantes,  de sentir cómo entra la vida en nosotros y de agradecer la magia de la existencia.

Eva Caballero

Bioingeniería Oficial

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This