Llámanos ahora: +34 95 143 06 94 /+34 667 977 586 info@bioingenieriacuantica.com

Instituto de Bioingeniería Cuántica

Testimonios Sahara 2017

Chinese (Traditional)EnglishFrenchGermanItalianJapanesePortugueseRussianSpanish

***TERESA TORO

“Una experiencia que recomiendo a cualquier persona. Pasar un tiempo alejado del sistema habitual te permite tomar distancia y valorar lo que tienes como también aclarar y definir las coherencias o incoherencias de tu vida. Si a esto le sumamos la formación en Bioingeniería Cuántica y especialidades, la entrega, amor y contención de Sandra, Daniel y todos los compañeros, el maravilloso entorno del desierto, entonces esto se transforma en una experiencia única e irrepetible, mágica, donde cada día es posible ver los átomos bailar. Solo puedo agradecer el haberme permitido vivir esta cuarentena”


***AINOHA HIDALGO

Fui al viaje sin ningún tipo de expectativa más allá de la intención puesta en permitirme evolucionar como ser humano todo lo posible dentro de mi potencial, libre de los límites impuestos por mi mente y mi entorno.

El viaje interno y todo lo que lo envolvió desde fuera, los seres tan increíbles involucrados, el curso en sí y el desierto, desde luego me ha dado herramientas indispensables para cumplir con mi objetivo.

Cuarenta días fuera del sistema de primeras le sonó a mucho tiempo a mi mente y es que un mes y diez días libre de filtros e influencias que interfieren en mi percepción resultaron ser un requisito indispensable, justamente para tener el tiempo suficiente de reeducar a mi mente.

La formación de BIOINGENIERÍA CUÁNTICA y especialidades

Intensa y profunda, nos dio herramientas muy importantes para poner al servicio del otro y de nosotros mismos.

Y lo mejor por encima de todo: Sandra y Daniel y el lugar de entrega desde el que compartían toda la información.

Desde mi punto de vista el enfoque práctico en el que se insistió en cada especialidad fue increíblemente beneficioso, aunque mi mente se resistiese porque quería entender antes de hacer, en la acción vino el entendimiento.

Siempre intuí y supe que el sentido de todo estaba en el servicio y el curso lo corroboró, verme en posición de poder ayudar a un compañero a sanar algún aspecto en sí mismo me dio la fuerza que necesitaba para mi propia curación.

Los trabajos del cuerpo físico con la guía de Daniel fueron cruciales en el proceso.

Un enclave inmejorable para vivir un proceso como este desde mi punto de vista, la Tierra del Silencio para mí ha sido clave en mi proceso. El silencio por si solo es curativo. Y éste no es el único regalo que esconde, la energía de vida de la tierra del desierto no la he experimentado en ningún otro sitio.

El cielo en el desierto literalmente te envuelve y la conexión con la tierra y el universo se intensifica.


***NATALIA RODRÍGUEZ

La única expectativa que llevé a la cuarentena era seguir trabajando y profundizando en la Bioingeniería y fue cumplida. Realmente integré la terapia y me solté de muchas de mis ataduras mentales que me limaban la confianza en que yo podía ayudar a los demás con esta maravillosa terapia.

Toda la experiencia ha sido estupenda, siento que ha sido un regalo que me he dado a mí misma y estar en el desierto 40 días con gente tan dispar y sentir que estás en familia ha sido una bendición increíble. Lo recomiendo a quien sienta que le llama hacerla. Gracias a Sandra, Dani y todos mis compis por lo recibido y aprendido.

El tiempo físico en el desierto tiene un ritmo diferente y pierdes la noción de éste y especialmente si vives en el presente continuamente

Infinito agradecimiento a Sandra y a Daniel por su entrega al ser humano, su cuidado, y compartir información tan importante y necesaria

La formación de BC y especialidades.

Profundizar en Bioingeniería ha sido estupendo para sentirme más confiada e integradas las herramientas. Recomiendo si se siente repetir la formación de terapeutas, en cualquier caso.

Las especialidades sobre todo Astrobioingenieria, de la que me he enamorado, han sido un broche maravilloso al resto de las herramientas ya adquiridas. Particularmente recomiendo Astrobioingenieria a cualquiera que le guste sentir su conexión con el Universo.

Desde el primer día te sientes en casa. Sientes como te envuelve, es uno más del grupo, como te apoya, te guía y te protege. Volveré.


*** PEDRO MARCO

Una experiencia única, maravillosa. He vivido todas las etapas de mi vida durante estos cuarenta 40 días. Ha sido todo muy intenso, creciendo en cada momento, era como un niño que iba creciendo en cada experiencia, en cada momento. Si tuviera que resumirlo sería como vivir una vida, y con la sensación de que estoy en paz con todo.

Los compañeros han sido para mí un regalo, el poder encontrarlos, vernos, descubrirnos ha sido increíble. Ahora son amigos cuánticos, tenemos una hermandad muy hermosa, incluidos tod@s los que hemos participado, llegó un momento en el que no había diferencias de nada, tomos éramos la formación de IBC y especialidades.

Un éxito, teniendo en cuenta la gran cantidad de información, de protocolos trabajados, de procesos vividos durante ellos, considero que en cada momento se han vivido y transmitido de una manera ejemplar. San y Dan increíbles, siempre un pasito más, “provocando” que siguiéramos.

El desierto

Un lugar ideal, en el que rápidamente te atrapa. Gracias a él el tiempo/espacio deja de tener sentido. Su vibración en brutal, su información es inmensa. Agradecido eternamente al Sahara, por enseñarme lo que estaba preparado para absorber de él.

Agradecer a todos los que habéis hecho posible esta experiencia.


***CELIA ORTIZ

La cuarentena

Para mí marca un hito en mi vida, estando allá la experiencia fue muy rica, desde la inmersión en un grupo de tantas personas tantos días, adaptarme al clima, el aprendizaje maravilloso, es algo que solamente ahí y en esas circunstancias era posible para mí vivir.

La formación de BC y especialidades

La formación fue llevada de muy buena manera, me ayudaron mucho los compañeros q ya eran bioingenieros, sentir su seguridad y guía al modelar para mí la terapia mientras me la daban. Es algo muy valioso que estén personas con más experiencia y novatas en un mismo grupo.

Me pareció que el final de la especialidad de Entrelazamientos se diluyó un poco al final, como si ya fuera acercándose el regreso y no se le hubiera dado importancia, para mí y mi pareja fue muy retador el entrar a los ejercicios y después sentimos mucha más libertad uno con el otro.

En general la formación me encanto Astro me enamoro y entrelazamos tos me hicieron dar un gran salto (por lo menos para mí)

El desierto

Cuando puse el primer pie en la arena. me enamore y tenía muchísimo miedo tal vez toda la primera semana, pero al mismo tiempo sentía una paz enorme al ver las dunas.

La caravana fue hermosa a pesar de q muchas personas no pueden guardar silencio 5 min seguidos XD, pero fue muy lindo.

Igualmente subir a la duna yo sola en el campamento un silencio que nunca había sentido. ¡Muy hermoso tal vez lo más hermoso que he visto nunca!


***PAULA

La experiencia de la cuarentena para mí ha supuesto un antes y un después en mi vida. ¡Una experiencia inolvidable!
Es una oportunidad única para resetearte y empezar una vida desde un nuevo y coherente orden.

La formación ha sido prácticamente inmejorable, la calidad en la docencia y la entrega de Sandra y Dani es realmente admirable. Han sido capaces de estar presentes y generosamente entregados cada momento, cada instante durante los 40 días, exprimiendo al máximo de una manera sorprendente y cercana cada uno de los días. Han conquistado nuestros corazones a un nivel humano además de profesionalmente.
La Bioingeniería para mí es un tesoro para acompañarme y al que seguir descubriendo a lo largo de mi vida. Una herramienta maravillosa con la que poder trabajar tanto a nivel profesional como para un trabajo evolutivo personal.

Otro tesoro que me llevo es todo lo compartido con mis compañeros. Se han formado lazos muy profundos. ¡Siempre hay más proximidad con algunas personas, pero lo más bello de todo es, que tengo la sensación de haberme encontrado con una familia maravillosa!!

La estancia en el albergue ha permitido que la experiencia tenga un encanto especial. Nos hemos sentido como en casa, muy bien cuidados y atendidos en todos los sentidos. La comida excelente.
Si tengo que quejarme de algo es, de no haber pedido una habitación individual desde el principio, para disponer de más intimidad en algunos momentos. Tan necesaria para mí en un proceso tan intenso de trabajo. Una vez allí, la logística resultó ser complicada para poder reubicarme en otra habitación.

Y la experiencia de tantos días en el desierto es algo que recomendaría a cualquier persona al menos una vez en la vida. ¡Tantos momentos mágicos de diálogo con las estrellas en ese silencio! ¡Tantos abrazos infinitos de las dunas!! No sabría cómo explicarlo. Hay simplemente que vivirlo. Altamente recomendable incluso con niños. ¡Estoy deseando llevar a mi hijo de 5 años a ese lugar tan especial!


***JUANI CAMPAYO

El periodo de 40 días es bastante correcto, permite una inmersión total en la formación y en la experimentación, así como un desenganche de nuestra “matrix” habitual.


***SUSANA LOPEZ

El desierto es un lugar mágico y haber hecho la cuarentena allí y permitirse oír desde el silencio volver a casa es seguir dándole vida a ese silencio interior y orden…
Las instalaciones en los albergues están de acorde a la cultura, interesantes junto a su gente muy cariñosa y atenta el lugar
limpio  acogedor con lugares dentro del albergue con encanto.
El IBC constancia de su entrega a la formación un placer seguir aprendiendo y disfrutando de lo que Bioingeniería y todas sus formaciones ofrecen.
Y el hecho de estar cuarenta días compartiendo con el grupo  es una experiencia inolvidable muy recomendable llena de grandes corazones guerreros de los cambios y conquistadores de la búsqueda interior…una gran aventura y gran reto.

Hasta pronto querido desierto…


***ETHEL BESADA

La cuarentena me pareció increíble, un gran regalo que me dio mi pareja Eternamente agradecida a Dani y a Sandra por la gran oportunidad de permitir que una ajena participara en las formaciones y que se descubriera a través de la inmensa información. No existen las palabras para describir el desierto, lo limitaría. Las instalaciones del Albergue eran estupendas y el servicio mejor- he vuelto a mi casa con muchas personas en mi corazón. ¡Estoy muy contenta con mi experiencia y reitero que muy agradecida!


***GABRIELA REIG

Cuarentena:

La cuarentena me permitió estar presente en mí, realmente.

Me ayudó también a centrarme en mis verdaderas prioridades. Así como también a través de la lejanía a conectar con las personas queridas desde el corazón, más allá del tiempo y la distancia.

El desierto:

Me transmitió mucha paz y lontananza.

Su majestuosidad y su grandeza me permitió sintonizar con esos aspectos de mi naturaleza.

Lo sentí como un maravilloso lugar de Poder. el cual me permitió experimentar la magia de las sin cronicidades ´para revelarme nuevos aspectos de mi misma, pero a su vez más alineados con quien quiero ser verdaderamente.

Mi aprendizaje de Bioingeniería en la cuarentena en el desierto:

Es un catalizador de experiencias que rebosan al alma y la extasían como al beber un delicioso elixir…

Fue un regalo especial que me permití experimentar para mí y para mi hijo.

Para mi hijo pequeño fue un despertar de conciencia y un abordaje al mundo de la Sanación y de la Bioingeniería por la vía de lo lúdico y del Amor, que encontró en cada persona del grupo, que se convirtió prontamente en una gran hermandad.

En lo personal fue una reconexión con mi integridad, al permitirme unificar partes mías con las que había desconectado por diversas causas.

Haré un recorrido por las diferentes fases de Bioingeniería, así como por sus especializaciones, donde expresaré en pocas palabras, claves sagradas para mi sentir:

Calidad frecuencial:

Me permitió el contacto con el sentir de un amor muy puro, como el amor de un niño, como fue la experiencia de mi hijo viviendo en esta amorosa tribu o comunidad.

Es como el llamado amor philos, en su máxima expresión, en la compasión y en la comprensión contemplativa que activó mis más altas frecuencias interiores.

La Regeneración: me permitió reencontrarme con mi energía y reciclarla para poder disfrutar el curso y toda la experiencia con intensidad.

La desintoxicación: el trabajo con mis miedos fue especialmente intenso, siento que pude transitar a través de ellos

liberando grandes capas.

Reprogramación: Aquí la magia brilló con toda su intensidad y me permitió sentirme como una alquimista del corazón.

Astrobioingenieria: Fue un viaje por las estrellas, donde me permitió volar y navegar por los secretos mismos del corazón del cosmos y el despliegue de la vida, la   información y la luz que allí existen.

Entrelazamientos cuánticos: Aquí trascendí muchos limites en varios sentidos, me expandí y me integré al sentir grupal, siempre teniendo al corazón como guía.

¡Y, por último, pero también como lo primero señalo como maravillosos la experiencia del Amor allí vivida, empezando por los maestros Sandra y Daniel, su grandeza y generosidad, así como también la experiencia del compartir amor, de todos y cada uno de los compañeros!!

¡Mi ofrenda a lo vivido es la Gratitud!! Con amor Gabriela y Nicolás.


***RAUL MORALES

La cuarentena representó para mí un cambio o mejora de las percepciones en relación conmigo mismo y para con los demás, siempre empezando desde dentro hacia fuera

Un despertar. El inicio o proyección de lo interno. Expresión de capacidades. Despertaron en mí una sed por recordar, alinearme y experimentar viejas sensaciones en nuevos tiempos


*** SONSOLES CONDE

La cuarentena

Para mí ha sido un regalo muy preciado que me he permitido disfrutar en plenitud, ahora que he vuelto me doy cuenta de lo relativo que es la medición del tiempo, lo que a priori parecía una inmensidad de tiempo allí se convirtió en un fluir maravilloso en el que pude desconectar de toda la matrix en la que vivía, pude convertirme en la protagonista de mi vida al 100% y “olvidar” por 40 días todo lo demás. La cuarentena fue un espacio de tiempo perfecto para adaptarme, limpiar, purificar e integrar un nuevo paradigma de vida que espero poder mantener una vez que he vuelto a casa. Y sé que siempre habrá un antes y un después.

La formación de BC y especialidades

La formación, aunque nueva para mí en este plano me resonaba intensamente en mi interior, es de agradecer la gran calidad y el cuidadoso esmero con la que se nos trasmitió todo el temario, maravillosas y bellas las diapositivas de material de apoyo y la combinación perfecta de práctica con teoría. Tuvimos tiempo suficiente para practicar e integrar todo el temario y sin darnos cuenta nos convertimos en bioingenieros con plena capacidad.

El módulo de Astrobioingenieria personalmente me encantó e incluso hubiese alargado algunos días más. Y el de entrelazamientos cuánticos me resultó muy potente y eficaz.

El desierto

Lugar maravilloso y poderoso que nos acogió desde el minuto 1, mostrando todas sus bondades y magnanimidades. Un beréber de allí me decía que no era habitual que en esa época del año tuviésemos tantísimos días buenos y solo 1 o 2 tormentas de arena y que eso significaba que nuestra energía resonaba con la del desierto. Yo así lo sentí, me sentí en sintonía desde el principio hasta el final.


*** SERGIO MENUDÉ

La Cuarentena para mí en particular ha significado una experiencia de Vida en toda su totalidad. El decidirme y permitirme el regalo para mí, y para mi entorno, ya empezó a generar sus frutos desde el primer día que tomé la decisión desde mi lugar de residencia. La cuarentena ha sido para mí un retiro, una pausa en el espacio/tiempo de mi rutina, de mi vida en general, para adentrarme y bucear profundamente en mí mismo, poder observar y trabajar al 100% quien Soy yo y que estoy haciendo aquí. Ha significado todo un reto y una aventura en la que me he puesto delante de mí mismo, he podido observarme, observar mi manera de percibir la realidad, las relaciones, mi manera de relacionarme, los miedos, las dudas, la alegría, la nostalgia, la tristeza, el cabreo, el subidón, la música, el movimiento, el sentir, el sentimiento, la emoción… La cuarentena, para mí, ha sido trabajo interno intenso, diversión, vacaciones, conocer gente maravillosa, conocer la cultura del lugar, sus gentes, conocerme a mí…

La Formación de Bioingeniería Cuántica y sus Especialidades, es para mí una manera de transitar un proceso personal muy profundo, atravesando diferentes fases, para después poderte desconectar a voluntad de un sistema informacional conocido, terráqueo, y conectarte u otro sistema informacional desconocido por la personalidad; enchufarte a un sistema galáctico y luego poder regresar al sistema de origen para entremezclar la información de ambos y generar, en este plano físico, un salto evolutivo. Además del proceso personal y una vez integrado, la formación, es una posibilidad y aventura, de compartir y acompañar a otras personas que estén interesadas y preparadas para dar un cambio evolutivo a sus vidas.

El Desierto es un lugar mágico, con una energía muy femenina que te invita a penetrar en el misterio de una manera cálida y amable, respetando los ritmos de giro de cada cual, pero a la vez empujándote a trascender los límites constantemente. Es un lugar ideal para sumergirte en el silencio, para vivir procesos intensos, para acariciar sus finas arenas paseando por los filos de las dunas, para gozar y nutrirse de la puesta y salidas de sol, para sentarse a desayunar con un buen café y poder sentir en toda la biología la grandeza y belleza del Planeta Tierra, para conocer a sus gentes…


***GONZALO VEGA

La cuarentena

Siento que, para mí, la Cuarentena ha sido el episodio final, definitivo y necesario para mi transformación. Un espacio de tiempo en el que, gracias a Sandra y Dani, y a sus valiosas enseñanzas, he podido dar el salto cuántico necesario para conectar con mi Ser y elegir ponerlo a disposición de la humanidad.

Me veo en la coherencia de hacer una crítica constructiva al respecto también. Siento que sólo se ha considerado la palabra cuarentena en cuanto al período de tiempo se refiere. Bajo mi punto de vista, se hubiera intensificado el trabajo si el contacto con el exterior no se hubiese dado, salvo por circunstancias súper necesarias. Con la llegada de las tarjetas de teléfono, pedidas o compradas por algún compañero, se produjo una fuerte.

La formación de BC y especialidades

Magníficas. El Amor con el que se comunican todos los conocimientos compartidos y la entrega de nuestros Maestros ha sido ejemplar.

Las especialidades están muy bien concebidas, estructuradas y expuestas de la mejor forma posible.


***ANTONIO DE DIOS

La cuarentena ha sido un proceso muy intenso de compromiso conmigo mismo y con la persona que deseo ser. Sabía que estar cuarenta días seguidos fuera del sistema y trabajando con bioingeniería cuántica iba a impedir que mi mente buscase recovecos para esconderse del cambio que me gustaría que se produzca en mí. Y así fue, en el día 17 realicé un salto cuántico que me ha convertido en esa mejor versión de mí mismo, esa persona en coherencia que quiere vivir con intensidad y corazón abierto cada día de mi vida. El resto de la cuarentena me dedique a disfrutar del curso, el entorno, los compañeros y a reforzar el cambio que había hecho en mi mismo.

La formación del IBC fue profunda y movilizadora. Ya había hecho todos los cursos excepto la especialización de entrelazamientos cuánticos y revisarlas hace que todo se afiance más profundo y que descubras más aspectos de los beneficios de esta terapia. Hacer toda la formación de una vez hace que esta vaya más allá de la mente y se instale en el corazón. El desierto te envuelve y te energetiza. Es como si se conectase a lo más profundo de ti y te guiase en el encuentro de lo que has ido a buscar allí. En ocasiones incluso parece saber mejor que tú lo que te conviene y con generosidad te lo ofrece. Sin duda un lugar de poder que es perfecto para realizar transformaciones profundas y difíciles porque su energía lo hace todo más fácil.


***KUKI

Es necesario que todo ser humano tenga la experiencia de estar en una cuarentena para reencontrarte con tu ser y conocer más de ti, es una forma de aislarte y reencontrarte, verte cara a cara y corazón a corazón.

… toda la formación me pareció llena de información muy importante y la práctica es lo más trascendental…

¡De las especialidades me sentí cómoda con la información, me aluciné con los temas de cada especialidad y sobre todo al practicarlo que ya se integra de manera permanente!!

Creo que se pudo hacer más prácticas, pero también entiendo que vamos varios y el ritmo se marca así…será que al haber cursado previamente otros cursos de bioingeniería, se lo que es el trabajo y por eso me atrevo a decir eso…

Desde el momento que pise el desierto fueron momentos mágicos y llenos de sorpresas, pareciera que la vida me había acumulado una serie de regalos, de los cuales me hacían estar en constante estado de agradecimiento y una sensación de éxtasis constante, simplemente lo que el desierto es un constante vivir en el presente y eso me hacía tener todos esos regalos, pequeños y grandes que llenaban mi corazón y mi alma de vida…. la cuarentena fue necesaria mi corazón lo pedía y también mi alma…ahora tengo esa energía conmigo, me siento ligera!!

¡Gracias Sandra y Daniel por compartir tanto y estar en mi camino, los honro y están en mi corazón por siempre!!!

A mis compañeros que son parte de mi ahora y yo de ellos

¡A la gente que conocí en todo mi trayecto que están en mi corazón, y que viviere en mi presente constante!!!

Traducir la Pagina
BasqueCatalanChinese (Traditional)EnglishFrenchGalicianGermanItalianPortugueseRussianSpanish
Contactar con Nosotros

2 + 14 =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This