Llámanos ahora: +34 95 143 06 94 /+34 667 977 586 info@bioingenieriacuantica.com

Queridos amigos

Ya hace unos días me dieron la noticia de que “el Abuelo”, Frances Mares, ha fallecido.

He recibido esta noticia con la certeza de que el era consciente de la llegada de este paso y lo ha realizado en total amor y sabiduría. Tuve la oportunidad de hablar con el tiempo antes y poder compartir para despedirnos.

Siento que es maravilloso contar con su presencia ahora desde un lugar donde ya no hay limites, así que continuaremos compartiendo y avanzando desde el corazón en el espacio sin muerte donde todo y todos estamos conectados.

Un nuevo comienzo!!

Felicidades abuelo!! Estas en nuestros corazones y ahora sin límites de espacio y tiempo!!

Os compartimos uno de sus escritos para que lo sintáis en el corazón

Sandra Fernández

Frances Mares Hernández. “El Abuelo” …EL HACEDOR DE ESTRELLAS

 

DESDE EL SEÑOR DIOS DE MI SER, MI CRISTO INTERIOR…

A todas las aldeas y comunidades, pueblos y ciudades, países y naciones del mundo, en el despertar de este nuevo día.

A todos los Cristos internos en los corazones vivos que poblamos la tierra y formamos conscientemente una unidad en común unión con las almas y espíritus de los Universos”.

Gloria y honor al Dios Creador de la vida, en todas sus manifestaciones y formas, en toda forma de comprensión…

Desde El señor Dios de mi ser, mi Cristo interior…

En este presente en el cual vivo, creo y me manifiesto…

“reafirmo nuestra existencia”.

Sanando todo nuestro pasado y liberándolo de toda expresión de limitación y toda experiencia de dolor.

Desde el señor Dios de mi ser, mi Cristo interior…

En el presente en el cual vivimos y nos manifestamos, proclamo la unión cósmica de todas nuestras células, pensamientos, sentimientos y emociones, para que sean en la Luz y manifestación de su Amor”.

Desde el señor Dios de mi ser, mi Cristo interior…

En este presente, en el cual vivo y me manifiesto, por todos los sueños de bien, sentidos en el pasado, y fueron proyectados hacia el futuro, para que sean traídos al ahora y se manifiesten.

Desde el señor Dios de mi ser, mi Cristo interior…

“Bendiciones a mi hermana humanidad”

A todos aquellos que trabajan por entenderse…

A todos aquellos, que se esfuerzan en comprenderse…

A todos los que de verdad creen, poseer un tesoro y desean ofrecerlo y compartirlo con el mundo.

A todos los que han sufrido.

A todos los que han llorado.

A todos los que han gritado,

A todos los que han reído.

A todos los que corren caminan o están quietos….

A todos… ¡¡¡¡Sí, a todos!!! ….

Con gratitud y respeto, a todos esos seres maravillosos que comparten junto a mi, parte de sus vidas, de sus días y sus noches, que comparten junto a mí, sentimientos y experiencias.

A todos ellos, a todos vosotros, Gracias…

Por llenar mi vida, mi corazón con todo lo que experimentan y comparten conmigo y junto a mí.

Gracias por enseñarme a amar, respetar y compartir… “Todo me ayuda a crecer”.

A todos vosotros gracias. Por acercarme más a Dios, por acercarme más a mi.

“Recibid todos, mi gratitud y amor eternos.

Desde el Padre interior, Dios de mi ser…

A todos los que han nacido y viven.

A todos los que viviendo han muerto y resucitan en el Espíritu Cósmico.

A todos los que afrontan sus limitaciones…

Son liberados de ellas, crecen y se expanden.

A la vida con gratitud, por todo lo vivido y compartido.

A todos los que me hirieron en el pasado, a todos los que me han herido sin saberlo en el presente, a los que han de hacerlo en el futuro venidero…

De sus heridas aprendí, aprendo y aprenderé.  Ellas me enseñaron, me enseñan y lo harán… a perdonar y sanar.

A todos los que ahora estamos juntos en esta unión, y en ella jugamos el juego de la vida y en este instante compartimos, fantasías esperanzas y sueños y comprendemos…

 Que Dios o el hombre, no quiere someternos, que vivimos las experiencias para liberarnos de ellas.

A todos los que han vivido el sometimiento del pensamiento, sentimiento o la razón…

Han sido liberados y caminan con un corazón abierto. Siguen superando pruebas y son capaces de mostrar al mundo…

“El CRISTO, que llevan dentro”.

A todos los que viven las experiencias de sus vidas, y saben que en ellas…. “Adquieren conocimiento”.

A todos los que viven en el Amor y caminan hacia un amor desconocido… “Aún mayor”.

A todos aquellos que se permiten Ser… Descubren su existencia y la conducen hacia el bien.

 A todos los que dicen…

“Yo sé, que soy feliz… ¡y la humanidad, lo es conmigo!

 A todos los que caminan y avanzan hacia lo desconocido…

 con deseos de conocer todo lo que nos aguarda y ha de ofrecernos “el Destino”.

A todos los que descubren a Dios…

Son capaces de conocerse, aceptarse, respetarse y amarse a sí mismos.

A los que descubren a Dios en todas las cosas y saben que han venido a esta Tierra, en esta forma de existencia para experimenta a Dios en cada acto, en cada pensamiento sentimiento o emoción y manifestarse a través de sus buenos actos…  Y con ellos y en ellos “Engrandecen los tiempos de la vida”

 A todos los que reconocen la verdadera esencia en sí mismos y la manifiestan.

a todos los que sienten el Amor, en su forma más suprema de manifestación y comprenden que es deseo de nuestro Padre.

“El que la vida continué por toda la existencia, a través de nosotros…. “Sus hijos amados”.

A todos los que comprenden y respetan la libre voluntad del ser humano.

A todos los que además de sentir el Amor de Dios, lo expresan en su compartir.

 A todos los que han descubierto que…

 “Ser parte de esta vida, esta tierra, esta humanidad… Es una experiencia Sagrada”

 A todos los que sabiendo que han nacido… en la misma vida “Renacen en cada experiencia”, se reafirman en su existencia y por ello son llamados… “Los Bien nacidos hijos de Dios”.

A todos los que han comprendido, que la existencia de la vida…

“Fue el ayer, es el hoy y será el mañana”, saben que la vida, no puede ni debe detenerse y reconocen en la misma vida, “La continuidad de la existencia”.

 A todos los que saben que la muerte no existe y saben que tan solo es una ilusión. Porque…

“Aquello que ha nacido, todo lo que ha sido creado, “jamás podrá ser destruido”.

 A todos los que suben y se sientan sobre el Monte Sagrado de Dios, abren sus brazos a la vida y con todo el esplendor de sus corazones, pueden decir… “Yo Soy la Luz del Mundo”.

A todos aquellos que graban su existencia en el espíritu de los bosques, de las aguas, de la tierra, de los cielos y en la humanidad “Creaciones y manifestaciones de vida… ¡Sagradas! y ponen en todos ellos, semillas de alegría, de comprensión de bondad, de respeto, de Luz Amor y Esperanza. Viven la vida con integridad y por ello se ganan… ¡La inmortalidad!

 A todos los valientes que adquieren el compromiso y valor de vivir y de seguir existiendo, a pesar de las experiencias y la incomprensión que la vida nos muestra en algunos momentos, ante ciertas situaciones o en alocadas reacciones de las gentes.

 A todos aquellos que en verdad han comenzado a amarse a sí mismos. Se han liberado de las hipocresías, de los dogmas, las limitaciones y despiertan al entendimiento de que hay una esencia especial que yace en lo profundo de ellos mismos.

 A todos los que se permiten ¡Sentir! y en su sentimiento, producen emanaciones de Amor hacia todo lo que vive y comprenden que todo lo que vive, se manifiesta en los planos de nuestra existencia.

 A los hambrientos, vagabundos, o pordioseros, granjeros abogados o reyes…

Porque han elegido esa experiencia con el fin de “aprender de ella”.

A todos los que reconocen sus debilidades, las superan y descubren… “Su fuerza interior”.

Desde el Padre interior de mi Ser, mi Cristo interno, Al Padre/Cristo en todos y cada uno de vosotros, al cual llamo y sé que responde… Os digo…

Que vuestros gloriosos sueños, se conviertan en la realidad de nuestro tiempo de existencia en estos planos en los cuales nos manifestamos por y para la Gloria de Dios, nuestro Padre Eterno y por la eternidad de los tiempos.

“Seamos la Luz, que descubre y muestra las sombras del Mundo”

¡¡¡Benditos seáis!!!

A todos los que desean ir de regreso y vuelta a casa y en su camino, vuelven la mirada hacia dentro y en su interior encuentran…

 “La luz y el hogar, del Amor Eterno”.

 A todos aquellos que saben mirarse, reconocen y saben lo bellos y maravillosos que son.

 Y en especial a todos aquellos que Aman y desean ver de nuevo a Dios.

Dime Herman@ mío, dime!… ¿Quieres, deseas, ver a Dios?

¡Pues anda y ve… y mírate en un espejo y cuando puedas ver el maravillosos Ser que eres…

 Lo tendrás frente a ti…  ¡¡¡Estarás viendo al mismísimo Dios que tú eres!!!

Con gratitud eterna por todo lo sentido y manifestado.

Francés Mares

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This