Llámanos ahora: +34 95 143 06 94 /+34 667 977 586 info@bioingenieriacuantica.com
Seleccionar página

Cuarentena del Sahara, mi experiencia personal en Bioingeniería Cuántica y sus especialidades.

Cuarentena del Sahara, mi experiencia personal en Bioingeniería Cuántica y sus especialidades. Si tuviera que expresar, en unas pocas palabras lo vivido en la Cuarentena del Sahara, podría decir que fue un gran catalizador de experiencias que rebosaron mi alma como quien bebe un delicioso elixir.

 

Todo comenzó cuando en un acto interno de honrar la Vida, me di el Permiso de entregarme sin excusas, al llamado que resonaba en mi corazón…´

Cuando me lancé a la aventura sentí un gran impulso de sabiduría que sostenía mi decisión, yo lo llamaría al decir de Chopra en el “Sendero del Mago” Merlín: “la sabiduría de la incertidumbre”, que una vez que tu valor te inspira a dar el primer paso… un sinnúmero de sincronicidades se abre como un arco iris, por donde mires.

Así el viaje comenzó, se trataba de 40 días y 40 noches en un mítico y lejano lugar: ¡El desierto del Sahara!

Estar en el desierto en una cuarentena, me permitió escuchar cada latido de mi corazón, como si hubiera conectado en algún mágico lugar del tiempo, sin tiempo…anclándome en una nueva frecuencia… o quizás la verdadera…aquella que aguardaba esperando…el despertar de mi Ser…

Al transitar de los días se fueron abriendo nuevas y diferentes perspectivas de mi vida, que llevaron a expandir el campo de mis posibilidades y oportunidades, que, si bien siempre estuvieron allí, suelen pasar desapercibidas para nuestro ego cotidiano.

Porque la multidimensionalidad te envuelve como las cobrizas arenas de las dunas, como los ciclos que agonizan y renacen a cada 40 días… es que estamos regresando… a una sagrada y antigua práctica, para nuestro crecimiento y despertar.

 Aquí me detengo para realizar una reverencia y honra además de a los creadores de esta mágica instancia de Bioingeniería cuántica en el desierto, a una persona que sentí como un anciano sabio, con el que pude disfrutar al compartir profundas pláticas que me nutrieron el alma. ¡Me refiero a Francesc Mares, “el hacedor de estrellas” que promovió en Sandra y Daniel, la idea de que, en este tiempo como humanidad, nos merecíamos retomar el milenario legado de las Cuarentenas!!

¡Cuarentena de Bioingeniería Cuántica, este es el reto!! Que Sandra Fernández, su creadora cumplió.

Ahora nos confiere a muchos, colaborar en esta puesta en marcha, de dar a conocer al mundo, lo que en nuestro pequeño mundo interior acontece al experimentar esta apasionante Metodología Terapéutica, y sus especialidades en el encuadre mágico de 40 días y 40 noches de leyenda…

En mi aconteció que poderosos misterios se han revelado… sintiendo que, de alguna forma, ya no soy más la misma… porque me animé a soltarme a lo que parecía un vacío… y aconteció que me crecieron “alas”, quizás no visibles para el pequeño ego, pero sí para el corazón. Todo lo cual permitió, derrumbar escusas y contradicciones, autoengaños y defensas. Me he instalado en los misteriosos caminos del corazón… del cual brota la más pura esencia, que siento con certeza que todas las personas podemos recuperar…Esto creó en mi un auténtico compromiso, con todo lo que de aquí se desprende…

Dar a conocer a los cuatro vientos el gran mensaje de la Bioingeniería Cuántica y sus especialidades, que en las próximas líneas paso a relatar.

Sintetizaré cronológicamente mi pasaje por los diferentes Cursos y Especialidades, compartiendo con ustedes aquello esencial que ha modo de huella mi Ser atesoró.

Mi VIVENCIA DE LA CALIDAD FRECUENCIAL:

Me permitió recuperar mi sentir original, del que nos hemos desconectado… para re-ubicarnos en nuestro Eje, él que nos permite nuestra completa alineación con el Cosmos, con la Tierra, con nuestro centro vital.

Al trabajar con la Calidad Frecuencial nuestra visión vuelve a ser pura e incondicionada como la de un pequeño niño, recalibrándose a la vez, con la más antigua sabiduría que late en nosotros, aguardando ser activada en nuestra Sagrada Biología Humana, sedienta de despertares y evolución.

Si estamos preparados y nuestra intención es verdadera, extraeremos un gran tesoro: una nueva percepción de la realidad. Lo cual significa poder captar la desnuda dimensión de las cosas, veremos los átomos bailar, todo será polvo danzando en el viento…

La Plenitud se abrirá paso en nosotros… revelando su mejor versión: la de la Coherencia, que libera el permiso para poder Ser quien Soy.

Es así cuando estallan colores en mil destellos lumínicos, irradiando en nuestros latidos sus armoniosas frecuencias, sintonizadas con el sentir de la más pura Compasión.

¡Se abren portales de lontananza frente a nuestra mirada, relatos de poder de nuestros ancestros se revelan, la magia de idílicos cuentos cobra vida… y en el universo de nuestro corazón, nace una estrella!!

¡La maravilla del amor “philos e inphinito” ya se expande y se despliega, y en el corazón de nuestras vidas, se ve florecer nuestra acción en gran Coherencia!!

BIOINGENIERÍA CUÁNTICA: En su primera FASE LA REGENERACIÓN: Me permitió llevarme al encuentro con mi energía disponible, reciclarla y potenciarla, para vivir la experiencia con el disfrute y la intensidad que una instancia de estas características reviste y que todos merecemos experimentar.

En su segunda FASE de Bioingeniería propone la DESINTOXICACIÓN: En esta etapa mi sombra salió a mi encuentro… luego de un proceso, comenzamos a hacer las paces. Así fue que me permití liberar viejas cargas, estereotipos, y desordenes que afectaban algunos aspectos de mi vida, pudiéndolos soltar. Purificación y liberación: son para mí las palabras claves, que cuando pasé por este segmento de la Metodología, accedí a experimentar.

La última etapa de la Metodología de Bioingeniería Cuántica en sus tratamientos es LA REPROGRAMACIÓN: ¡Puedo decir que aquí los Tratamientos se vistieron para mí, de magia, “la magia” que genera belleza, que inspira Verdad y que por tanto nos libera, nos abre los portales hacia nuestra Libertad! La Alquimia máxima se produce, sentí aquí que podía dar mi anhelado “salto cuántico”, aquel que me permitiría llegar a la mejor versión de mí misma, para este paso evolutivo en el que en este momento estoy.

Reprogramarme es re-inventarme, de acuerdo a lo que siempre creí que podría, a lo que siempre sentí que, con el conocimiento y el método adecuado, TODOS podríamos también, llegar a Ser. Esto es, recordar que Somos Seres sin límites… que Somos mucho más que lo que nos contaron que podíamos Ser.

En definitiva, adentrarme en la Formación de Bioingeniería en el Cuarentena, me permitió conectarme con un enigmático universo personal, que todos tenemos, al igual que adentrarme en el maravilloso cielo nocturno o en las profundas caminatas por el desierto.

¡Porque cuando estamos listos y en la circunstancia, lugar y momento adecuado, ¡el Poder luminoso del Cosmos y su sabiduría se nos revela… a cada cual, con una metáfora distinta, pero se nos revela al fin!

Para que podamos descubrir, como a mí me sucedió, que en nuestro interior se encuentran las llaves y respuestas que estamos todos buscando (sepámoslo o no).

Frente a las cuestiones existenciales-filosóficas que todos alguna vez nos preguntamos, ¡Bioingeniería te propone un MAPA, tu mapa único y personal, tu mapa original, añorado por toda Terapia, para que volviendo a ser AUTENTICAMENTE TÚ, puedas Sanar, ¡Soltar, ¡Liberar y Crear la Vida de tus Sueños… porque para poder REALIZARLOS, es que existen en tu CORAZON!

Al decir de su creadora Sandra Fernández: “Bioingeniería Cuántica es el impulso que estamos buscando, el re-encuentro con nuestra verdadera naturaleza y un puente para Ser lo que en realidad somos, de forma tanto individual como colectiva”.

¡En síntesis, les puedo decir que transitar esta experiencia me consteló multidimensionalmente, me recuperó con toda inocencia y potencia mí niña interna en su mejor versión, para jugar el sagrado juego de la vida, viendo los átomos bailar!

Les contaré ahora mi experiencia en ASTROBIOINGENIERÍA:

Aquí el universo nos abre sus compuertas, para internarnos en sus más íntimas profundidades desconocidas para el ego humano, pero disponibles para nuestra supra-conciencia.

Los cuerpos celestes, las músicas de las esferas, las danzantes galaxias y sus giros en espiral, los brillos de los cuásares, lo sombrío de las energías y nubes oscuras, todos ellos paisajes indómitos y extravagantes, para nuestra percepción habitual.

Pero que nos permiten recuperar nuestra ancestral devoción por el Universo y sus enigmáticas maravillas.

Pero en definitiva lo que más nos atrae, es recobrar nuestra herencia estelar, la cual ha sido olvidada, porque en el fuero más íntimo intuimos que sabemos brillar, que somos seres sin límites, que estamos conformados por polvo de estrellas y que irradiamos energías como el gran ser Solar.

Todos alguna vez nos hemos retirado a observar en soledad e íntima contemplación la majestuosidad del cielo nocturno, esperando una respuesta, o dialogando en un susurro estremecedor, invocando un canto mantrico o plegaria.

Son muchas las formas en la que hemos interactuado con las esferas celestes y sus tesoros. Nuestro corazón añora ahora, esta conexión con el mundo de los astros y la información que guardan para nosotros…   ¡Este es el tiempo para recobrarlas!

Experimentar Astro-Bioingeniería Cuántica, es un vuelo interestelar, donde navegar por los circuitos electromagnéticos del pulso de la frecuencia del campo unificado, nos lleva a velocidades siderales que se convierten cuánticamente en magia de instantaneidad y de precisión, para nuestra profunda Sanación.

Podemos aventurarnos en el universo infinito de la Conciencia, en sus océanos cósmicos, en sus auroras boreales y en sus agujeros de gusano.

Pero lo más importante de toda esta experiencia y aprendizaje, es saber que con el conocimiento y las herramientas adecuadas y eficazmente usadas: ¡nosotros mismos y todo el universo Somos la Medicina!!

Y para finalizar mi pasaje por la Cuarentena contaré mi experiencia con ENTRELAZAMIENTOS CUANTICOS:

Ha sido una invitación a trascender los límites en muchos sentidos, fue enriquecer e intercambiar nuestro ADN con otras diversas fuentes, permitiendo ampliar experiencias en nuestras distintas formas de sensibilidad.

Lo que ha significado expandirse e integrarse al sentir de los Seres que habitan nuestro universo, sea cual sea, el reino al que pertenezcan y en el que se manifiesten.

La vida es infinita en todas sus formas, en toda su diversidad y majestuosidad. Todo lo que es Vida, es Evolución y esta para perpetuarse, busca diferentes formas de cohesión y entrelazamientos, así funciona el Cosmos y sus leyes, girando en relación a su Ley principal: La del Amor.

El entrelazamiento cuántico me permitió fundirme más allá del tiempo y del espacio, más allá de condicionamientos, dogmas y estereotipos. Transportándome al encuentro de mí Ser con mí Ser.

Para el entrelazamiento cuántico no hay ausencias, solo presencias, porque es un encuentro con la multidimensionalidad.

Todo esto se sustenta en lo que más valoro en mi vida, los vínculos y las relaciones, que siento que son el verdadero nutriente del alma.

Lo cual puede ser vivido como un antídoto para el sufrimiento, porque ¿Qué herida, dolor o carencia, se resiste al encuentro? ¿A la presencia? ¿Al disfrute de la vida en su máxima expresión?

Siento que el entrelazamiento cuántico, puede llevarnos al mayor de los goces, que se vislumbran como destellos cuánticos del Ser.

Te conduce, si como yo así lo quieres, a una vivencia del éxtasis de la Vida, que resuena en nuestros ritmos de los corazones, cuando dejamos que la sintonía se expanda y florezca.

He sentido el devenir caleidoscópico de mi experiencia, como un resonador de sensibilidades y niveles de conciencia, que me conectaron con fuentes de energía infinitas, en el ámbito de lo sutil en los reinos de la madre naturaleza.

Para cerrar mi experiencia de la Cuarentena, AGRADECER es para mí vital… a todos aquellos que la hicieron posible, a todos y a cada uno. Todos han sido mis espejos, en los vericuetos de los 40 días de este caminar…                   

¡Mis maestros y compañeros fueron también cómplices y participes de esta profunda aventura, transformándose desde esta vivencia, en nuestra familia del corazón!!

 

 Gabriela Reig

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This