Llámanos ahora: +34 95 143 06 94 /+34 667 977 586 info@bioingenieriacuantica.com

Frances Mares Hernández. “El Abuelo” …EL HACEDOR DE ESTRELLAS

Queridos amigos

Ya hace unos días me dieron la noticia de que “el Abuelo”, Frances Mares, ha fallecido.

He recibido esta noticia con la certeza de que el era consciente de la llegada de este paso y lo ha realizado en total amor y sabiduría. Tuve la oportunidad de hablar con el tiempo antes y poder compartir para despedirnos.

Siento que es maravilloso contar con su presencia ahora desde un lugar donde ya no hay limites, así que continuaremos compartiendo y avanzando desde el corazón en el espacio sin muerte donde todo y todos estamos conectados.

Un nuevo comienzo!!

Felicidades abuelo!! Estas en nuestros corazones y ahora sin límites de espacio y tiempo!!

Os compartimos uno de sus escritos para que lo sintáis en el corazón

Sandra Fernández

Frances Mares Hernández. “El Abuelo” …EL HACEDOR DE ESTRELLAS

 

DESDE EL SEÑOR DIOS DE MI SER, MI CRISTO INTERIOR…

A todas las aldeas y comunidades, pueblos y ciudades, países y naciones del mundo, en el despertar de este nuevo día.

A todos los Cristos internos en los corazones vivos que poblamos la tierra y formamos conscientemente una unidad en común unión con las almas y espíritus de los Universos”.

Gloria y honor al Dios Creador de la vida, en todas sus manifestaciones y formas, en toda forma de comprensión…

Desde El señor Dios de mi ser, mi Cristo interior…

En este presente en el cual vivo, creo y me manifiesto…

“reafirmo nuestra existencia”. (más…)

Agradeciendo nuestra existencia

Agradeciendo nuestra existencia

Agradeciendo nuestra existencia. Celebrando la vida

Nuestra vida, nuestros latidos, sentimientos, experiencias y  vivencias, nuestra familia, nuestros hijos, primos, amigos, hermanos, los animales, el aire, el agua, el fuego, cada impulso que nace desde nuestro interior … absolutamente todo ello es un regalo que nuestra Madre Tierra nos entrega sin condiciones y debemos sentirnos bendecidos y agradecidos por cada uno de ellos, porque son un tesoro que nos conduce a nuestra evolución.

Cuando encontramos y comprendemos el sentido de todo lo que rodea nuestra existencia se produce la magia y desvelamos aquello oculto que subyace y que a simple vista pasaba desapercibido. De repente todo encaja como en un puzzle y nos apercibimos de que cada cosa que parecía insignificante posee una fuerza y una razón de ser que va más allá del entendimiento racional. A partir de este momento somos conscientes de que nuestro pensamiento ha estado muchas veces incompleto, carente de chispa, de que era un impulso mecánico inconcluso y falto de la coherencia que mueve todas las cosas en la vida.

¿En qué momento dejamos de cuestionarnos las cosas? ¿Por qué hemos entregado nuestras vidas a los trabajos, a la televisión, a lo externo, al entretenimiento de los sentidos? Sin mirar hacia dentro, hacia lo que realmente somos nos dirigimos en un camino controlado, encadenados unos a otros. Un camino hecho de retazos de miedo, desilusión y de falsas esperanzas de que un mundo mejor es posible. El hilo conductor es la negatividad porque todo está fatal, el mundo es hostil, hay guerras, hambre, desesperanza… No nos reconocemos como responsables y co-creadores de nuestra realidad, y desconocemos que el cambio interior es el inicio para que ese mundo ideal se materialice a nuestro alrededor.

Los pensamientos de odio hacia la vida y la Tierra enferman el lugar en el que nos encontramos. Toda esa negatividad y rechazo es  absorbida y asimilada por nuestra Madre Tierra, y en un intento de transmutarla en una vibración positiva, nos devuelve aquello sucio que le hemos entregado. Esta es la principal causa de las enfermedades (desórdenes) que nos acusan, nuestros pensamientos son la clave para no perder la estabilidad física, emocional y psíquica.  Estar en una sintonía de agradecimiento, armonía hacia la vida y vibrar en amor hacia nuestra existencia y todo lo que nos rodea nos ayuda a elevar nuestra conciencia y evolucionar.  Consecuentemente,  todo lo que nos envuelve aumenta su vibración y en ese momento se producen los milagros.

Todos somos uno. La vida es un espejo, todo lo que nos rodea nos muestra nuestra propia existencia, nos señala el camino y nos refleja aquello que a veces es imperceptible para nuestros sentidos físicos. El odio atrae más odio, el amor eleva las conciencias y atrae más amor.

Agradece tu existencia, celebra la vida porque de esta manera la Tierra te va a devolver aquello que tú le estás ofreciendo; si le das amor y alegría, te recompensará con más amor y alegría; si le das pena y desilusión, te retribuirá con más pena y desilusión.

Eva Caballero

Bioingeniería Oficial

Registros akásicos, la gran esfera de información

Registros akásicos, la gran esfera de información

Registros akásicos, la gran esfera de información

Los registros akásicos son una gran esfera de información que contiene todo lo que ha existido, lo que es y lo que será. Toda la historia de la creación, desde la creación del Universo, las galaxias, los planetas, todos los seres vivientes…

Esta gran esfera de información (que todo lo contiene) está a nuestra disponibilidad con la premisa de ser responsables y consecuentes ante la información que de ella podemos bajar.

Las fuentes originarias del término akásico se remontan a finales del siglo XIX.  Akásico proviene de akasa o esencia y su origen deriva de la teósofa británica Annie Besant. Ella realizó numerosos estudios a finales del siglo XIX sobre el ser humano y relacionó su existencia y la de todos los seres vivientes con una gran esfera a la que todos estamos conectados y de la que nos llega todo el conocimiento, incluida toda la información que se encuentra en nuestras células. La esencia o akasa es un fluido que todos tenemos y  que nos conecta directamente a esta gran esfera de información y nos permite la existencia.

Otra figura importante en el estudio de los registros akásicos es Madame Blavatsky, quien  en su obra La Doctrina Secreta nos habla de la creación del universo y del origen y evolución del ser humano desde todos los puntos de vista: físico, científico, místico y religioso.

Desde que se conoce la existencia de los registros akásicos se han realizado numerosas pruebas para conectar y acceder a los registros mediante meditaciones y estados de alteración de la conciencia. Hay personas que han llegado a bajar información de diferentes lenguas, pudiendo hablar de repente en más de 5 idiomas distintos y de los cuales no tenían algún tipo de conocimiento previo.

En Bioingeniería Cuántica recomendamos el acceso a los registros mediante la conexión con el corazón y el pulso biológico. Consideramos que en nuestro corazón reside la esencia que nos conecta a todas las cosas y a través de él nos llega todo el conocimiento. Mediante la escucha y la meditación consciente del corazón conectamos con lo akásico, con la gran matriz superior a la que estamos todos interconectados.

Una meditación con el corazón y la intención de acceder a esta gran esfera de información es suficiente para percibir la inmensidad que nos rodea y de la que todos formamos parte. De esta manera, podremos acceder a ella desde la coherencia, desde el latido de nuestro corazón y estableceremos la conexión con  aquello que nuestra alma anhela.

Eva Caballero

Bioingeniería Oficial

 

La importancia de la estabilidad física

La importancia de la estabilidad física

La importancia de la estabilidad física

El cuerpo es nuestro templo y el vehículo a través del cual desarrollamos nuestra existencia.

Muchas veces, nuestros deseos nos confunden y nos pueden llevar a perder la estabilidad. Los placeres de los sentidos están unidos a emociones, sensaciones, recuerdos, patrones… que la mayor parte del tiempo no percibimos y pasamos por alto. Es importante estar presentes en cada acción que es impulsada por un deseo y saber destapar la raíz de esos impulsos.

La exigencia de la vida actual, de ser cada vez mejores, de estar a la altura de las circunstancias y de alcanzar nuestros propósitos nos pueden llevar a perder nuestra estabilidad física. Es muy importante distribuir el tiempo y dedicar un mínimo de una hora diaria a cuidar nuestro cuerpo físico. El ejercicio físico y la meditación diaria nos ayudarán a mantener nuestra estabilidad física y poder desarrollar todas las tareas pendientes del día.

El exceso de bien, de cumplir con nuestra palabra y exigirnos puede desembocar en una pérdida de estabilidad, las cosas se dan a su debido tiempo y la tensión no ayuda a que seamos eficientes, es más, puede ejercer el efecto contrario y dificultar todo mucho más creando una resistencia a nuestra fuerza interior.

La fluidez en los actos nos lleva a una mayor concentración y eficiencia. Cuando hacemos todo desde el disfrute y sin presión generamos en nosotros un estado de alegría y satisfacción que hace que todo fluya de manera natural y las cosas se nos den de una forma fácil, liviana.

La confianza en que nosotros podemos lograrlo, en que las cosas ya son y que somos merecedores de una vida plena nos ayuda a mantener una estabilidad física, pues la información que enviamos a nuestras células es de tranquilidad y bienestar. De esta manera ellas se relajan y se expanden y nos retroalimentamos de su placidez creando un circuito de paz y serenidad.

Confía, entrégate,cree en ti, libera la tensión y fluye como el viento.

Eva Caballero

Bioingeniería Oficial

La acción en la no acción

La acción en la no acción

La acción en la no acción. El desapego en las acciones y la no espera de resultados, actuando desde la consciencia universal por y para el bien de la evolución del todo.

Este es el mayor estado del Ser, el desapego total a lo material y a las acciones en sí mismas.

En un estado de meditación profunda, la conexión con el corazón es pura y cristalina, el flujo de información es sincero y está libre de deseo, de egoísmo. La acción es limpia y veraz y el espíritu se siente honrado porque se está atendiendo a su llamada, se le está escuchando desde la pureza de los latidos y el bombeo incesante. (más…)

Caminando hacia el vacío

Caminando hacia el vacío

Caminando hacia el vacío.Disfrutar, compartir, vaciarse de todo, expandirse sobre todo lo que existe, reconocerse en cada cosa porque todo lo que está fuera está dentro y todo lo que está dentro, está fuera.

Sé que mis pasos no van a ser en vano, cada movimiento que hago está unido a una convicción profunda e irracional de que cada cosa está en su lugar y de que el miedo no es más que una ilusión disuasoria para apartarme del camino que mi espíritu anhela.

No eres más, no eres menos. Eres exactamente como elegiste ser antes de llegar a este mundo, a esta forma de materia física modelada desde un pasado que apenas recuerdas.

Éstas son las palabras que me repito en los momentos de flaqueza y que me dan el impulso necesario para seguir avanzando en esta vida de elección y existencia. (más…)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies